La última de su clase

Magdalena Ruiz Guiñazú acompañó las expectativas de progreso de las familias urbanas sin frivolizarse y sin perder la ilusión de objetividad. Ya no quedan periodistas así.

Por Esteban Schmidt

No seas pobre, man

Las hinchadas visitantes ya nos rompen billetes de mil pesos en la cara. Porque somos pobres y porque (todavía) no es una acción sujeta a sanciones.

Por Eugenio Palopoli

Las tres caras de Byung-Chul Han

En ‘Infocracia’, el filósofo coreano-alemán mantiene su línea de libros anteriores: es un crítico mediocre de la democracia liberal pero un observador perspicaz de ciertos fenómenos sociales.

Por Federico Pinedo