ZIPERARTE
Domingo

¿Y ahora?

La Argentina es un barco sin rumbo y sin capitán.

El fin de semana pasado Alberto Fernández intentó resolver la crisis de gabinete con la menor cantidad de cambios posible, su táctica favorita desde que es presidente: hacer como que los problemas no existen, demorar las decisiones al infinito, confiar en que las cosas se arreglarán mágicamente. Sin embargo, a diferencia de otras crisis anteriores –como cuando Wado de Pedro y otros le cantaron falta envido con sus renuncias y Alberto se fue al mazo–, es imposible no pensar que esta vez la situación es distinta y que la historia de este gobierno habrá tenido un antes y un después con la salida de Martín Guzmán, la persona que hasta hace no mucho era identificada como “el último punto de apoyo de Alberto Fernández”.

Esa falta de reacción, en lugar de calmarla, multiplica la sensación de incertidumbre que reina hoy en la Argentina sobre el futuro próximo. No sólo porque vemos el iceberg macroeconómico acercarse a una velocidad peligrosa, sino también porque el capitán del barco se niega a reconocer la presencia del iceberg. Los que tenemos alguna edad vemos ecos de los ‘80, de la lenta (primero) y súbita (después) patinada hacia la hiperinflación. Y los que tienen todavía alguna edad más ven en el aire un clima de los ‘70, cuando otra bomba macroeconómica –creada por José ber Gelbard, el ministro favorito de la ministra flamante– intentó ser desactivada por manos inexpertas y con poco poder político.

Después de esta semana de ecos históricos, rumores de todo tipo –antes circulaban por la city: ahora van, más rápido, por las redes sociales– y dólares paralelos que aumentaron un 20% en apenas cinco días, en la redacción de Seúl decidimos abandonar el debate sereno sobre ideas y política pública para concentrarnos en la pregunta que nos hacemos todos: ¿Y ahora? Para eso les pedimos a 19 colaboradores y amigos de la revista que nos contaran cómo se sienten, cómo la ven, qué creen que va a pasar, qué tendría que hacer el próximo gobierno.

Es una edición distinta, pero la situación lo ameritaba. A continuación, la lista de los artículos que tenemos hoy. Esperamos que les gusten:

Fiesta entre los escombros
por Guillermo Oliveto

Dos ranitas infortunadas
por Lucas Llach

La dignidad de los libres
por Laura Alonso

Una gran coalición para desempatar Argentina
por Fernando Straface

TUGO
por Fabio Quetglas

El okupa, el atrincherado, el mequetrefe
por Sabrina Ajmechet

El faro de Esteban Bullrich
por Martín Yeza

Otro 9 de Julio
por Roberto García Moritán

A la deriva
por Ignacio Labaqui

La enésima interna peronista
por Gabriela Saldaña

Imperdonablemente estúpidos
por Diego Papic

Que pase rápido
por Esteban Schmidt

El imperio de la ley
por Franco Rinaldi

El futuro ya llegó
por Julián Gadano

Siempre la peor opción
por Matías Surt

El peronismo es puro teatro
por Andrea Calamari

Cansado en la trinchera
por Lisandro Varela

Ya no estamos en Kansas
por Maia Mindel

Se les viene
por Alejandro Bongiovanni

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

La cruel banalidad
de Montoneros

A pesar de sus fracasos políticos y haber mandado a morir a cientos de jóvenes, Fernando Vaca Narvaja mantiene la arrogancia y el cinismo de sus años como jefe guerrillero.

Por Julián Gadano

Bienvenidos al
‘hipo-presidencialismo’

En un país donde el peligro solía ser el excesivo poder de los presidentes, el nuevo experimento político del oficialismo propone la anomalía contraria: una Casa Rosada decorativa y protocolar.

Por Osvaldo Pérez Sammartino

El Plan Llegar

Los primeros anuncios de Sergio Massa, superficiales o ya conocidos, no conforman un plan de estabilización. Su objetivo parece ser evitar un ajuste brusco antes de las elecciones.

Por Gabriel Caamaño Gómez