¡Tugo!

Ahora que su uso se extendió y vuela de acá para allá sin límites, es un buen momento para preguntarse qué implica decirle a alguien “tu gobierno”. Es un chiste, por supuesto, pero también algo más.

Por Diego Papic