LA ENTRADA DEL EDIFICIO DAKOTA EN EL BEBÉ DE ROSEMARY
Cazafantasmas

El cine y las ciudades

Hoy hablamos con la exdiputada Laura Alonso sobre la verosimilitud de las series que hablan de política y sobre cómo viajar con el cine quedándote en tu casa.

La semana pasada hablamos con un director de cine y la charla derivó en temas de política y la actualidad. Hoy hablamos con una política, pero la charla se quedó en series y películas. Esa es la idea. Laura Alonso fue diputada nacional y titular de la Oficina Anticorrupción, y aunque previsiblemente es fanática de series sobre política como The West Wing o Borgen, mira de todo: desde series de comedia romántica como Modern Love, hasta películas de James Bond o Jason Bourne.

Acá, una charla caótica que esperamos sirva para contagiarle al lector las ganas de ver cosas nuevas.

Laura Alonso

Miro muchas series. De todo tipo. Eclecticismo total. Acabo de terminar Mare of Easttown porque vi que la comentaban en Twitter. No sabía bien de qué se trataba pero si la protagonista es Kate Winslet, siempre me interesa. Para dar fe de mi amplitud de banda, puedo ir de Breaking Bad a This Is Us sin escalas. O de Peaky Blinders a Downton Abbey. Cuanto más diverso, mejor. De todo se aprende algo.

Diego Papic

¿Y qué tal Mare of Easttown? Yo también caigo a veces en la tentación de ver cosas para estar en la conversación tuitera, y así me como bastantes bodrios. El año pasado fue con The Undoing, que tenía algunas cosas interesantes pero me terminó pareciendo bastante floja en la general. Y creo que la Undoing de este año fue Mare of Easttown: policial de qualité de HBO con un femicidio y una protagonista fuerte.

Laura Alonso

No me parece mal seguir opciones que ve el público tuitero. Uno se ensarta algunas veces. También pasa con la crítica profesional. Depende del gusto y el ánimo de cada uno. Yo vi The Undoing y me impresionó tanto la cara inmóvil de Nicole Kidman que llegué al final para ver si podía lograr transmitir una emoción a través de su máscara de piel. Ya en Big Little Lies le costaba el movimiento expresivo, pero en esta directamente quedó petrificada. No resultó. Aunque siempre es lindo ver Nueva York: por eso vi Modern Love, que no me pareció guau pero es agradable. Algunas veces veo series por las locaciones: Marcella no es la mejor pero es Londres, o me comí el bodrio universal de Emily in Paris o Lupin para ver París. Aunque sea viajemos a través de la pantalla.

Vi Halston porque me gusta la moda y los ’70 en Estados Unidos, especialmente en Nueva York. Me parece una década espectacular. Sin embargo, leí a muchos decir que es una porquería. A mí me gustó. Valoro mucho todo lo que se mueve detrás de cualquier producción. Es muchísimo laburo. Hay series que se pueden mirar sin sonido, como Halston, porque son visuales. Aunque tiene muy buena música. ¿Quién no quería ser Liza Minelli en los ’70? ¿O Bianca Jagger?

Diego Papic

Me gusta lo que decís de las ciudades. Justo estoy haciendo con unos amigos un ciclo de cine de ciudades. Cada uno eligió una ciudad y votamos películas que transcurren en esa ciudad y las vemos. Yo elegí Londres y me tocó Robbery, que no me encantó pero tiene una persecución en auto por la Londres de 1967 excelente. Vamos a ver La ley del deseo (Madrid), Obsession (Florencia) y Gloria (Nueva York), entre otras. ¿Vos qué ciudad elegirías? ¿Y qué película?

Laura Alonso

¿Una ciudad y una película? Para mí, la gran ciudad es Nueva York y varias películas que transcurren allí me gustan mucho. Desde Taxi Driver hasta La edad de la inocencia, El bebé de Rosemary y Descalzos en el parque, o Manhattan y Annie Hall. Notting Hill, que es una pavada comparada con estas cuatro que mencioné, no sería lo que es sin Londres. La ciudad es un protagonista omnipresente siempre. Hitchcock era un maestro de los escenarios: San Francisco en Vértigo o la Riviera Francesa en Para atrapar al ladrón. A muchas ciudades deberían darles un crédito entre los protagonistas. Pensaba en la serie de James Bond, especialmente en las últimas cuatro, que acabo de volver a ver en maratón de fin de semana: desde el DF hasta Estambul en las escenas iniciales son mucho más que efectos especiales y estruendos. ¿Se nota que soy muy urbana?

Diego Papic

Totalmente. La última vez que fui a Nueva York lo primero que hice fue visitar el edificio Dakota en cuya entrada fue asesinado Lennon, pero también donde vivían Mia Farrow y John Cassavetes en El bebé de Rosemary.

No te hacía viendo películas de James Bond. Sos amplia en serio.

Laura Alonso

Cada tanto googleo a ver si venden o alquilan en el Dakota para ver los departamentos por dentro. Creo que a Madonna no le permitieron comprar. Peliculón El bebé de Rosemary. La vi de grande porque me daba miedo. Prejuicios. Como el desembarco en Normandía en Rescatando al soldado Ryan. Me animé mucho después de su estreno.

Respecto de mi amplitud, yo puedo ir de El círculo rojo de Melville a las de Jason Bourne (que tiene muy buenas locaciones, ya que hablamos de ciudades) en el mismo día. Hoy está todo a tiro de tu pantalla. Hay cosas que me gustan, otras no (las veo igual hasta el final), algunas sirven para pasar un rato y otras son un mazazo espiritual. Todo suma

Diego Papic

¿Tenés algún tipo de método para elegir qué ver o sos caótica? Yo tengo mil listas. Uso Letterboxd, que es como una red social de cine, y armo listas de películas que se dan en festivales, o las preferidas de tal director. Así descubrí una de mis favoritas del año: Never Rarely Sometimes Always, porque estaba en la mayoría de las listas de mejores pelis del año pasado de los críticos de Estados Unidos.

Ahora que lo pienso, también transcurre en Nueva York y casi toda en la calle. Es sobre una chica adolescente embarazada que quiere abortar, pero como en Pennsylvania necesita autorización de sus padres, viaja con una amiga a Nueva York. Es extraordinaria.

Laura Alonso

¡Algunas veces que la crítica la pega! Yo soy una simple espectadora. No, no tengo método para elegir. Caos total y vinculado al estado de ánimo. Por ejemplo, Borgen la vi mucho antes de que llegara a Netflix y la volví a ver este año porque me interesa el tema. Y por supuesto, en su momento vi The West Wing, un clásico. Hay muchas otras de temática política que ni vi.

Hay dos películas más bien recientes que miro seguido: The Post y Las horas más oscuras. Y Dunkerque me parece espectacular también. Y después todo todo lo que dirige Clint Eastwood me convoca. A mí me gustó mucho Gran Torino y la crítica la mató. Tengo pendiente ver la última.  De lo que escucho, aparece, se recomienda o encuentro buscando un poco. Así todo medio desordenado.

Diego Papic

Respecto de Borgen o The West Wing, me gustaría saber cómo las ves vos siendo política, desde adentro. ¿Te parecen retratos fieles? ¿O hay mucha fantasía? Está también House of Cards, que tiene una mirada un poco más cínica que se confunde (creo yo) con realismo, aunque a medida que avanzaba era más inverosímil. Y la que para mí es la mejor: The Wire.

Laura Alonso

Te iba a decir The Wire. Es excelente. House of Cards perdió sentido de la realidad. La vi toda pero en la segunda temporada se volvió caricaturesca. No me gustó. The West Wing y Borgen sí me parecen verosímiles, para dos regímenes políticos diferentes. Están las tensiones habituales de la política, los medios y el periodismo, los egos, los diferentes y los políticos del montón, las crisis diarias que van de algo que sucede en casa hasta un conflicto bélico, el estrés permanente.

Diego Papic

¿Y ficciones políticas de acá? ¿Viste algo? No sé si viste La cordillera. Tiene algo interesante, pero va por otro lado, no pretende ser como una comedia humana tipo The Wire, coquetea con el cine fantástico.

Laura Alonso

No la vi. No sé si en estas épocas se podría producir alguna serie de ese tipo. Primero, no hay plata. Segundo, no sé si habría público. Tercero, si no se trata bien, puede ser un panfleto. Hay una toxicidad en el ambiente que es muy destructiva e improductiva. Es una pena porque hay mucho talento, pero el ambiente no premia ni financia a los mejores. Esperemos que cambie.

Diego Papic

¿Te referís al ambiente artístico o al político?

Laura Alonso

Lo dejo a tu criterio.

 

Compartir:
Diego Papic

Editor de Seúl. Periodista y crítico de cine. Fue redactor de Clarín Espectáculos y editor de La Agenda.

Seguir leyendo

Ver todas →︎

Las monjas salvajes

Hablamos con la crítica de cine y cantante lírica Elena D’Aquila sobre cómo filma Ben Affleck las escenas de acción y por qué Larry David y Andy Samberg son nuestros únicos héroes en este lío.

Por Diego Papic

Las biografías infinitas

Hablamos con el escritor Nicolás Di Candia sobre las sitcoms de los ’80 y los ’90, el milagro de Los Beatles y los proyectos delirantes.

Por Diego Papic

Siempre los malditos dólares

Hablamos con el consultor Pablo Siciliano sobre las películas que nos cambiaron la vida, por qué ir al cine es una experiencia del siglo XX y cuántos seguidores tendría Van Gogh en Instagram.

Por Diego Papic