LEO ACHILLI
Especial Elecciones

Algo que nos representa a todos

Los cierres de listas son más sencillos cuando uno está en el gobierno. Del armado de JxC valoro la inclusión de todos los sectores y la creciente influencia de los intendentes.

El armado de listas de Juntos en la provincia de Buenos Aires trajo varias novedades interesantes. La primera es la primaria competitiva entre Santilli y Manes, que seguramente va a potenciar las posibilidades de Juntos como alternativa para los bonaerenses. Una interna siempre es atractiva, y seguramente se podrán ver perfiles e ideas diferentes pero sabiendo que en noviembre estaremos integrados. Otra novedad es la lista del PRO junto a la Coalición Cívica, que representa a todos los sectores internos, donde se integran bien los matices entre halcones y palomas, fórmula que, combinada, resulta muy potente para el futuro. Los valores republicanos, la necesidad de un equilibrio institucional, la modernización cultural y económica, el hacer y la gestión transformadora, más la posibilidad de ampliarse a sectores que nos permita crecer.

Los cierres de listas son más sencillos cuando uno está en el gobierno, porque el poder ordena. De la situación actual valoro que, desde una inédita horizontalidad, se pudo construir algo que nos representa a todos.

Ante la mudanza de distrito de la exgobernadora Vidal, en la conformación de listas y en el diseño de la campaña se observa un rol creciente de los intendentes de la provincia. Las listas seccionales responden a una interacción entre política y territorio, y los intendentes pasaron/pasamos a ser protagonistas de muchas decisiones respecto del armado, el posicionamiento, los mensajes y las propuestas. En mi opinión, es un paso adelante en el devenir histórico del PRO, por la visibilidad y centralidad que adquieren la legitimidad electoral y el conocimiento del territorio.

La lista del PRO junto a la CC representa a todos los sectores internos, donde se integran bien los matices entre halcones y palomas, fórmula que, combinada, resulta muy potente para el futuro.

Si bien el oficialismo va a insistir con una discusión sobre el pasado, buscando competir desde la estigmatización de la gestión de Mauricio Macri, deberemos enfocarnos en debatir el presente y proyectar un futuro posible. La convicción para defender los avances logrados entre 2015 y 2019 y la autocrítica sobre lo que no funcionó como esperábamos deben ir dejando paso a una esperanza realista, no marketinera, que siente bases para la vuelta al Gobierno nacional y provincial en 2023.

Cimientos para 2023

Lo primero es lograr las bancas legislativas que nos permitan frenar atropellos institucionales, en lo nacional y especialmente en el terreno bonaerense. Pero también la campaña debe poner los cimientos para la construcción de una coalición amplia y competitiva para 2023, que pueda ganar y gobernar en un marco de integración de sectores diversos pero con un objetivo común.

En la provincia de Buenos Aires enfrentamos una elección difícil, donde la ausencia de soluciones y resultados positivos del Gobierno nacional y provincial es notable pero no significa necesariamente una adhesión a la propuesta de Juntos por el Cambio. Esta campaña debe empezar a dar cuenta de la incorporación de las complejas y diversas demandas de los bonaerenses a nuestra agenda política: por supuesto la seguridad ciudadana y lo institucional, pero también la cultura del trabajo, la economía popular, las condiciones para el desarrollo productivo y de las pymes, el desarrollo territorial y regional, o la renovación de los paradigmas educativos y de formación para el trabajo.

No es una contradicción que nos llamemos Juntos y tengamos una primaria. La competencia fortalece, posa la atención ciudadana en la provincia y sobre nuestra propuesta. Tampoco es imposible combinar los liderazgos naturales de un expresidente como Mauricio o de un prometedor Jefe de Gobierno como Larreta con la experiencia cotidiana con los vecinos que tenemos los que gobernamos lo local, o la convicción para defender la República que exhiben muchos de nuestros legisladores. La mayor horizontalidad y un debate intenso sobre nuestro posicionamiento integran los matices en una propuesta más fuerte y superadora. ¡Allá vamos!

 

Compartir:
Diego Valenzuela

Periodista e historiador. Intendente de Tres de Febrero (PBA).

Seguir leyendo

Ver todas →︎

¿Queremos ganar o tener razón?

Hay que convencer a los tibios. Nos tiene que votar el massista que veranea en sunga en Canasvieiras, como dicen en Twitter.

Por Diego Papic

Las PASO como deberían ser

Es positiva la proliferación de alternativas en las primarias de JxC. Las razones detrás del surgimiento de “Adelante Ciudad”.

Por Mónica Marquina

Los valores importan

El dialoguismo no puede ser un fin en sí mismo. De estas PASO tiene que surgir un liderazgo opositor que no se avergüence de reafirmar sus convicciones.

Por Franco Rinaldi