Mucho volumen de juego

En la edición del último domingo, Apu anotó un golazo con la crónica de su decisión de irse de Argentina, aunque el resto de la alineación también generó sus buenas polémicas, algunas de ellas tan insólitas como el abuso de frases deportivas en este texto.

“Apu y diez más”, hubiese podido decir, y por suerte no dijo, algún jornalista del deporte afecto al argot maradoniano. Como los domingos publicamos cinco notas, y en honor a los números, tan poco queridos en estos andurriales, digamos que en la cuarta fecha Seúl ganó, gustó y goleó (de nuevo: las estadísticas no nos dejan mentir) gracias a Apu y cuatro más. Publicamos cinco textos, pero el artículo de título “Por qué me voy”, firmado por Hugo Glagovsky, o @Apuntes_, “el famoso Apu twitero“, marcó un récord de lecturas que no imaginábamos alcanzar tan rápido.

Rompió el lecturómetro Apu, y el recomendómetro también, con retuits alta gama; muchísimos se emocionaron, algunos vieron allí reflejada su propia historia, otros muchos aplaudieron y, cómo no, asomó la cabeza una muchachada al parecer cercana al presidente en ejercicio y su vice, a la que le molesta no ya que la gente se vaya a vivir fuera de la Argentina, sino que lo cuenten, que revelen sus motivos y que tiren al mar “desde allá” botellas que nos acerquen mensajes sobre el mundo exterior y sus posibilidades de progreso, civilización y felicidad.

Como modestos editores de una nueva revista, que un texto llegue de ese modo a tantas personas nos alegra muchísimo, pero además en este caso el “arrastre de marcas” de Apu (¡basta, jornalista deportivo!) hizo que se destaparan nuestros ilustradores e ilustradoras. Es una parte del trabajo semanal en Seúl que lleva mucho tiempo, tiene a grandes talentos involucrados y nos empieza a dar alegrías como este tuit de @MissLadrillos:

Los “cuatro más” hicieron ruido también, no vayan a creer. La entrevista de Eugenio Palopoli a Florencia Arietto dejó media docena de títulos hot (¡justo a nosotros que no usamos textuales para titular las entrevistas!) y alguna que otra polémica, como el hilo que Enrique Quintana (@QuikFCO) le dedicó a Christian Bragarnik y que se puede leer aquí:

Laura Alonso poniendo entre signos de pregunta el sermón presidencial de fin del patriarcado y Nicolás Gadano pintando un panorama energético desalentador encendieron focos de discusión en Twitter, lo mismo que el artículo de Hernán Iglesias Illa sobre el empate entre MM y CFK, dos nombres que dominaron la escena política de los últimos años y a los que mucho periodismo en lugar dedicarle análisis les llena los papeles de la jubilación.

Un domingo de alta intervención en la agenda pública, como se puede ver. Mucha discusión en base a propuestas, cifras, lecturas, análisis. Va haciéndose costumbre esa línea en Seúl, aunque también levanta algún tipo de sarpullido, esta vez en las huestes de los así llamados “liberalotes”, cuyo pataleo ante planteos e ideas con las que podrían perfectamente estar de acuerdo es un misterio que quizás intentemos dilucidar en alguna futura semana en la que los temas no sean tan interesantes como los de la que pasó.

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

La derecha es el otro

Cumplimos un mes, marcamos agenda y se enteraron de nuestra existencia en la verdadera Corea.

Por Seúl

Actualización política y doctrinaria

En la tercera semana, entrevistamos a Cavallo y publicamos un manifiesto en favor del libre comercio, pero también arremetimos contra el conservadurismo de algunos liberales. Hay diversidad.

Por Seúl

La ironía y la desesperación

Nuestra segunda semana de vida trajo pocas críticas serias del otro lado de la grieta pero algunas discusiones interesantes de este lado.

Por Seúl

Señales de Pyongyang

Una primera semana agitada, llena de mensajes lindos de apoyo y agradecimiento. Y también de los otros.

Por Seúl