Por qué me voy

Me convierto en emigrante para intentar asegurar el futuro de mis hijos, con la esperanza de haber aportado mi granito de arena.

Por Hugo Glagovsky