Fuga y misterio

La falta de educación financiera contamina la discusión pública y es particularmente nociva en un país con inflación crónica como el nuestro.

Por Ezequiel Baum