Juegos, trampas y humo

‘Wrath of Man’ es otra canchereada más de Guy Ritchie, esta vez influida por ‘Heat’. Pero mientras la película de Michael Mann era ambiciosa y volaba alto, esta sólo la imita con mohínes exagerados.

Por Javier Porta Fouz