ELOÍSA BALLIVIAN

Milei en boca de todos

Algunos lectores comparten nuestra opiniones sobre el candidato de La Libertad Avanza. Otros no.

Excelentes notas de hoy, particularmente oportunas las de Rolando Rivera y Juan Villegas.

–Liliana De Riz

Muy de acuerdo con el artículo. Milei, para mí, es un bluf. Pero muy peligroso, no sólo por los espejitos que vende, sino por su estado mental, que no parece muy estable. Y sería preocupante con el poder en sus manos. Creo que el periodismo tendría que dejarle de darle TANTO espacio.

Saludos,

–Ana Maria Paganini

Muy bueno esta Seúl hoy. El de Illa y Rivera excelentes, ¡¡pero todos muy buenos!! Me encantaron.

Sds,

–Dora Bendersky

¡Yo no voto a los desquiciados e intolerantes!

Coincido con mi respetado y querido Hernán Iglesias Illa. ¡Cariños y buen domingo!

¡Extraño mucho los modales y personalidad de mi querido Mauricio Macri!

–Graciela Penovi

Muy bueno el artículo, comparto completamente. Soy investigador jubilado del CONICET y escribí un artículo en consonancia: “The reality of scientific research in Latin America; an insider’s perpective”. Lo puedes bajar en Google.

Saludos,

–Daniel Ciocca

La mayoría de los ciudadanos “de a pie” terminamos enredados en la verborragia de los políticos (cualquier bandera) y los mismos periodistas (cualquier tendencia).

Deduzco de vuestra nota que Milei es un charlatán, que Juntos por el Cambio hizo todo mal (esto último me consta, nos consta) y que quien resulte abanderado del PRO tampoco tiene una claridad meridiana para arreglar esta hecatombe. Nadie aporta otra cosa que no sea el relato de una realidad que ya conocemos, o la culpabilidad al otro.

Entonces, la pregunta es: “¿quién y cómo?”

Gracias,

–Rubén Darío Pereyra

Soy abogado (doctor en Ciencias Jurídicas). Vivo y ejerzo la profesión en Formosa desde hace 47 años. El 13 de de junio de 2022 solicité al Procurador General de la Nación que promoviera en competencia originaria ante la Corte Suprema la inconstitucionalidad de la clausula de reeleccion indefinida (Insfrán buscará su octavo mandato consecutivo, más dos mandatos previos como vice; total: 40 años). Publiqué en Infobae una referencia a este tema el 26 de agosto de 2022. Excelente su reflexión y lo que viene haciendo. Muchas gracias. Pocos advertimos que el germen de los autoritarismos se incuba en el interior, y cuando crece avanza hacia la Casa Rosada.

Atte,

–Guillermo Federico Evans

Estoy muy de acuerdo con lo que se plantea en este texto. Soy investigador superior jubilado (71 años) que desea seguir investigando, y pese a que cuento con cierta financiacion internacional no puedo solicitar becarios y al parecer el apuro de la autoridades de mi institucion es que me vaya a casa para quedarse con mis espacios y equipamiento que compré a lo largo de los años con fondos nacionales e internacionales. En fin, sólo quiero compartir mi opinion, no plantear mi caso personal. Encuentro en el ambito de CONICET y la Universidad Nacional de La Plata directivos y administradores mediocres y politizados. Todo bastante desalentador.

Saludos,

–Rodolfo Goya

Me gustaría hacerte dos consultas aprovechando el tema de tu editorial de hoy.

La primera es si la decisión de no hablar de Milei a la que te referís no es una estrategia de uno de los sectores del PRO para mantener dos opciones/amenazas vivas para la interna: un acuerdo o una estrategia de seducción de parte de sus votantes, ya que las dos serían decisivas en las PASO y probablemente en la general. En este caso, no habría tal prescindencia de su figura sino un aprovechamiento que a la vez le sube el precio.

La otra, vinculada, es cuál es la razón para los amigables comentarios de Macri o los acercamientos de Bullrich y, en especial, el aire constante que hace meses le da LN+ y Radio Rivadavia, que se referencian con una de esas líneas. Antes el vehículo de exposición era América TV, lo que invitaba a pensarlo como colectora fabricada a favor del PJ, pero hace ya meses se mudó a aquellos medios.

Si en algún momento tenés tiempo y ganas…

Saludos,

–Ignacio Martín Irigaray

Somos varios los que pensamos como vos de Milei. También estamos rodeados de dirigentes adolescentes, algunos reales y otros de bastante más edad.

–María Elisabeth Noria Martínez

Estimado Hernán:

Una vez más, gracias por poner en palabras lo que pienso. Anoche compartía mi perplejidad en un chat de más de 300 colegas (abogados) republicanos, sobre el hecho de que Milei esté como panelista abonado a LN+ (que lo comparte con TN). Entiendo que el tipo les pueda sumar rating, porque es capaz de decir cualquier cosa. Me daba pena verlo como ladero a don Alberto Benegas Lynch (siempre fue disruptivo, pero ha leído en serio, además de ser un tipo educado) y al profe Juan Carlos De Pablo (un prócer del sentido común), compartiendo pantalla (¿qué hace José del Río?).

¿Cuándo va a salir alguno de los nuestros (en vez de quererle imitar su afición a la dinamita) para desnudar su orfandad de ideas y su divorcio absoluto con el principio de realidad? ¿Desde qué alturas de supuesta autoridad moral e intelectual insulta a todo el que no le rinda pleitesía? ¿De dónde salió, de qué vive, quién es realmente?

Por conveniencia, muchos de los que defienden nuestro ideario están incubando un monstruo (del tipo de los K, cuando venían a “renovar” la política, o el “profesor moderado”).

Gracias de nuevo por poner una cuota de razonabilidad y coraje.

Atentamente,

–Eliseo Devoto

Tal como la proverbial historia del soldado japonés, en las trincheras relatofílicas de Juntos por el Cambio siguen hablando como si estuviéramos en 2015. El llamado a las reglas claras, a la responsabilidad individual y a la seriedad funcionaría si el gobierno macrista jamás hubiera sucedido. Es que el electorado ya se comió ese buzón, ya le dió un cheque en blanco al tercer gobierno radical desde la vuelta de la democracia, y redundó todo en un retroceso de la ciudadanía al kirchnerismo.

El artículo tiene como foco desarmar la figura de Milei como fron-trunner en la carrera presidencial, pero lo hace con la destreza de, por ejemplo, Pablo Duggan. Los chistes sobre sus muletillas, las referencias a su salud mental (hasta donde entiendo por su biografía en Seúl, el autor de la nota se licenció en Comunicación, no en Psicología) y las contradicciones en su discurso (el discurso de Milei podrá abundar en cuestiones repudiables, pero desde que surgió en la esfera pública como panelista no recuerdo que se haya contradicho, como sí se contradijo Patricia cuando en una entrevista reciente con Jonatan Viale refirió que Argentina tiene inflación y deflación), no son más que repeticiones, variantes sobre los mismos temas que, en vez de perjudicarlo, hacen que sus posibilidades como competidor aumenten.

Pero en sí, lo que es más risible en todo el artículo es la constante necesidad de erigir a los dos candidatos de la interna de JxC en figuras apoteósicas, que de ser elegidos encauzarán a la República Argentina de una buena vez en la senda del Bien. Es que Patricia y Horacio dicen muchas cosas, pero hay algo sobre lo que no se pronuncian, y es sobre el plan de gobierno que buscan llevar a cabo. El articulista trata infatigablemente de distinguir un plan de gobierno del otro. Dice, por ejemplo, que Bullrich “lo hace con más énfasis en la convicción, la reforma del Estado y la regeneración política”, mientras que Larreta “lo hace con más énfasis en los grandes acuerdos como vehículos para las reformas”.

Esto no es nada, es incluso menos que cero. Si hay una razón por la cual Milei está en boca de todos los candidatos, del oficialismo y de la oposición, de los medios con y sin tanta pauta, es porque dice lo que quiere hacer. A la dolarización la llama por su nombre. A la reducción del tamaño de la administración pública también. ¿Qué es, entonces, la “regeneración política” que busca Carolina? ¿Cuáles son las “reformas” que quiere llevar a cabo el otrora titular del PAMI?

Mientras los candidatos de la oposición sigan vaciando de contenido sus propuestas de gobierno y todo redunde en lugares comunes, Milei seguirá aumentando en las encuestas.

¿Qué te han hecho, Seúl? Parecés un panelista de 678.

–Joaquín R. Destéfano

Sobre la nota de Milei. El estado argentino está a tope y sigue tomando empleados, es como uno de esos colectivos que están a tope y siguen subiendo gente. La gente cree que es seguro, pero va a terminar con todos muertos aplastados.

Cosas así son las que yo espero de la campaña de Juntos por el Cambio, que en cambio sale con cosas new age sin sustento en la realidad tipo “basta de grieta”, que da pie a notas en su mayoría irrelevantes en Seúl.

El tema con Milei o cualquier otra oposición no es si son charlatanes o no, el tema es instalar desde JxC una narrativa clara en la campaña, que sea protagonizada por los votantes. Si Milei puede hacer que alguien en el tercer cordón o en un pueblo de La Rioja hable de la dolarización, entonces JxC debería también poder instalar el déficit fiscal, la reforma laboral, la seguridad (¡el derecho a caminar tranquilo por la calle!) y varios otros temas en los medios en forma clara y didáctica y sacarlos de la endogamia de las candidaturas. Se habla de Milei o Cristina porque no hay una narrativa alternativa clara que movilice de este lado.

–Andrés Glavina

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

No subestimemos a Milei ni a sus votantes

Es lo que nos piden nuestros lectores.

Por

La última moneda que nos queda por jugar

Un tango que nos describe.

Por

Team Garcés o team Avelluto

Y vos, ¿de qué lado estás?

Por