ELOÍSA BALLIVIAN

Mientras el cuerpo aguante

Varios lectores se sienten identificados con la arenga de Quintín.

A una nota “escrita desde la perspectiva individual”, una respuesta acorde.

Realmente es la nota que yo hubiera escrito si supiera escribir.

Jubilado hace unos años con 40 de aportes reales y con tres mínimas, hoy (si incluimos las limosnas que dan mensualmente) estoy en menos de dos. Trabajando en lo que puedo y haciendo malabarismos para tratar de mantener los pocos ahorros que tengo, viviendo en el interior del interior.

Tratamos de explicar, participamos como fiscales, pero veo muy difícil que podamos convencer a los que miran desde el balcón.

Seguiremos insistiendo mientras el cuerpo aguante.

Gracias por el aliento que nos da la nota.

–Julio Enrique Díaz

La increíble insistencia (generalizada, no sólo de ustedes) en usar “Palestina” y “palestinos” como sinónimos de árabe: Palestina es una región geográfica, no un país; y, fundamentalmente, la tierra originaria de la cultura judía. Sin olvidar que el 20% de los israelíes son árabes y que Gaza era un vergel que producía y exportaba alimentos en manos de Israel –beneficiando a sus trabajadores tanto árabes como judíos– y que ahora es un desierto.

–Luciano Tanto

Querido Quintín,

Gracias por tu nota. Soy uno de los tantos que votará a Patricia y que opina que este es un gobierno fallido que, durante cuatro años, ha hecho mal el bien, y el mal muy bien.

Tengo 70 años. Elegí trabajar en mi empresa desde los 65 a los 70 gracias a la reforma que pudo meter el gobierno de Macri aquel aciago día de diciembre de 2017, el día del Gordo Mortero. Como fui operado de la columna, todavía estoy, por un par de meses más, en relación de dependencia, pero temo mucho por el monto de jubilación que cobraré (mi sueldo de bolsillo actual es de $280.000 y no me alcanza para llegar a fin de mes, así que imaginate el futuro).

Me quedan muy poquitos ahorros para ayudar a la jubilación en los primeros meses, quizá alcancen para un año si acompaña la salud. ¿Y luego? No quiero pensar que, de acá a unos pocos años, alquien diga de mí una frase que leí hace años, no recuerdo dónde: “La muerte le llegó como una suerte de recompensa”.

Abrazo afectuoso y gracias por pensar y escribir así,

–Daniel Stoessel

Yo podría escribir un paper para el Conicet titulado “Argentine experience” simplemente copiando el artículo del profesor Quintín, un hombre del Renacimiento por la cantidad de temas que domina y comparte en sus escritos. En esa época, algún noble lo habría tomado bajo su protección dándole la tranquilidad económica necesaria para que pensara, escribiera y compartiera sus conocimientos. Pero en estos tiempos ya no queda un John Smith, que fundó un museo en otro país y nunca lo visitó. Ahora juegan “a ver quién tiene el avión más largo”. Muy malos tiempos para ser viejo. Los jóvenes no escuchan porque tienen un smartphone y en la calle tropiezan con el bastón. Los griegos decían que los dioses morían jóvenes. Pero ya no somos jóvenes ni tampoco griegos.

–José Luis Sanchis de Avella

¡Hola! Estaba leyendo el artículo muy interesante de Andrés Rosler sobre el libro de Sammartino, El mito del gorila. En cuanto a la cuestión del gorila, Rosler realiza comentarios muy perspicaces (como siempre), pero en lo que respecta al mito, hay algunas cuestiones que llaman la atención. En los primeros párrafos, Rosler califica la premisa de la Ilustración como la ingenua creencia de que sólo la razón debe guiar la acción humana, lo cual para él es peligroso porque presupone el anarquismo. Rosler reivindica el mito como un aspecto necesario para el establecimiento de una cultura política. De hecho, él mismo sostiene que defender la Ilustración o el liberalismo implica celebrar su mito, es decir, hacer referencia a una cultura ilustrada o liberal preexistente.

Creo que en este punto conviene señalar que, quizás en el texto más importante sobre el tema, el artículo “¿Qué es la Ilustración?” de Immanuel Kant, el autor se refiere a este fenómeno de otra manera. En primer lugar, sostiene que la Ilustración es el Hombre alcanzando su mayoría de edad al atreverse a pensar por sí mismo. Pero Kant argumenta la necesidad de que la sociedad sea ilustrada, no sólo en oposición a la religión y el mito (como bien señala Rosler), sino también en contra del escándalo de la razón, el dogmatismo filosófico que lleva a la razón a dedicarse a lo que no puede alcanzar. Para Kant, la Ilustración también implica una crítica a la razón, la cual, para corregir sus desviaciones, requiere la existencia de una esfera pública en la que se pueda debatir con otros y publicar.

Esto es importante porque Kant sitúa el núcleo de la sociedad ilustrada en el pensamiento crítico, no en la razón, como afirma Rosler. Además, defender la Ilustración no es un mito: la sociedad ilustrada es aquella que cuenta con la libertad de prensa, por lo que no debería haber temas exentos de la crítica y el escrutinio público. De hecho, el hecho de que estemos debatiendo con argumentos en este momento la cuestión de si la Ilustración es un mito demuestra que no lo es. Por último, lejos de conducir al anarquismo, la noción kantiana de Ilustración es intrínsecamente política y requiere la existencia de la libertad de prensa y de una comunidad de otros que participen en el debate de acuerdo con las reglas del pensamiento crítico.

–Augusto Félix Solari

Excelentes ambos artículos, y no les cuento las barbaridades que recibo con mi defensa de Israel, más no siendo judía. Y los versos que le hacen decir a la Biblia es de ignorantes. Abrazo fraterno a nuestros hermanos mayores.

–María Elísabeth Noria Martínez

Hola koreanitos.

Recién veo la nota de @dieguez y está muy muy bien. Queda claro la postura fachoprogresista de la izquierda “políticamente correcta” en este tiempo real en que suceden los eventos. Hay antecedentes. Crónico déjà vu.

Hoy levantan sus dedos para acusar a bebés de su propia decapitación, hoy se arrogan la representación de diversidades que son reprimidas, torturadas y asesinadas por sus propios cumpas, hoy cantan “cómo a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar”, pero en 1939 acordaban con Hitler para repartirse la torta polaca firmando en el pacto Ribbentrop-Molotov, hoy son la patronal de los derechos humanos pero algunos apoyaron el golpe del ’76 y otros (los de siempre) estuvieron contra la CONADEP y el Juicio a las Juntas, así como a favor de la amnistía y del indulto.

Quizás su moral y ética vengan con delay y esperen al diario del lunes para ajustar sus valores. Quizás no, y todo sea más simple y aterrador.

Saludos,

–Gabriel Bortnik

Me quedé pensando. Hay una instancia en la que los antisemitas no le creen a Hamás: cuando dice que no quiere acuerdos de paz y que su objetivo es matar a todos los judíos. Ahí no le creen. 

–Rafael Atijas

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

Historias sobre Guillermo Moreno

Un lector nos cuenta cómo se tuvo que ir del país por culpa de las DJAI del ex secretario de Comercio.

Por

Con el corazón en la boca

¿Quién pone el dedo en la represa para evitar que colapse?

Por

Elevar la vara

Atención: tenemos un lector que se reconoce peronista.

Por