ELOÍSA BALLIVIAN

De la generación de Patricia

El perfil de Bullrich emocionó a unos cuantos.

Estimado, 

Se nota que realmente no leyó a Hayek o Mises o se olvidó lo leído, porque la respuesta al concejal hubiese sido que no se creen Dios como para saber las preferencias de la gente, a diferencia de todos esos que nombra, quizás usted incluido.

–Alejandro Beer

Buenos días, les escribo no en relación al artículo de Andrea Calamari, que nos recuerda lo que para muchos fue nuestra primera “otra mirada” acerca de Montoneros y que después fue nuestra mirada, sino en relación a los comentarios posteriores, y en especial a la ecuación Milei = Montoneros.

Me parece un montón.

Montoneros nació a la vida pública secuestrando y asesinando. Milei en un estudio de TV.

Pero más allá de las evidentes diferencias, la igualación contradice la postura del propio Giussani: la característica fundamental del fascismo (Montoneros) es el culto a la muerte y el regodeo de la propia capacidad de asesinar. ¿Vieron a Milei diciendo o haciendo algo de eso? ¿En serio?

Saludos,

–Sebastián Rodríguez

Muy fácil opinar desde Virginia, Estados Unidos, y venir a utilizar los recursos del INCAA cuando le conviene.

–Rodolfo Durán

A Victoria Liendo. Leí su nota sobre Patricia y la agradezco. Hay una anécdota que nadie relata. Cuando a fines del ’99 es nombrada secretaria de Política Criminal y Asuntos Penitenciarios se desata una rebelión en la cárcel de Azul. Patricia entra sola al sector donde los amotinados estaban velando un compañero muerto y les acerca el pésame y consuelo. Nadie lograba entender de dónde sacaba esa valentía. A los 15 días, la policia le regala una réplica del sable corvo de San Martín.

Un saludo cordial,

–Francisco Javier de Amorrortu

Hacía rato que no leía un artículo político (?) tan real e histórico como tan casi ROMÁNTICO. ¡¡¡¡¡¡Excelente!!!!!!

–María Stela Alderete

Hay un tema con la reproducción por fotocopias o digital que no está muy considerado en la nota y que en este país es vital: muchos profesores y maestros eligen libros que están agotados o ediciones que ya no se hacen, lo que te obliga a fotocopiar aunque tengas la voluntad absoluta de no hacerlo. Me ha pasado cuando era estudiante de grado y de posgrado y durante los 24 años que llevo de madre de hijos escolarizados.

Saludos,

–Yael Rosenfeld

Excelente nota de Victoria Liendo.

Un texto respetuoso, esclarecedor y contundente. Me encantó leer la nota tan bien escrita, felicitaciones Victoria.

Gracias a Pola encontré la nota en Twitter y estoy muy feliz de haberla encontrado.

Abrazo,

–Liliana Nardinelli

Me gustó mucho la nota de Andrea Calamari, una reflexión tan necesaria como la relectura de ese libro de Giussani que ya tenía olvidado pero que es cierto que fue en su momento iluminador. Hoy vuelve a serlo.

Me identifico con la generación de los ’70, milité en la Juventud Peronista y al filo de la inmersión en los montos me di cuenta de que ese no era el camino que nos conduciría a una patria más justa, que la violencia no es la vía, que eso no era peronismo. Y me fui de la agrupación y fui desarmando certezas y poniendo en duda lo que a los 20 años parecía un prometedor paraíso a conquistar.

Soy de la generación de Patricia Bullrich y me identifico con su proceso hasta hoy. Y sé de lo difícil que es luchar contra los relatos que se han instalado, contra las pertenencias que se han construido.

Hubo detrás de todo esa movida cultural de los Kirchner una inteligencia y un plan minuciosos. Y lo que no hubo fue un plan opuesto que pusiera claridad en todo ese proceso. Hoy vemos las consecuencias de esa batalla cultural no dada, o dada a medias. Pero confío en que la etapa que abre Pato hoy sea inaugural de otro tiempo y tengamos la valentía de desentrañar relatos y desenmascarar hipocresías.

Contra mesiánicos y violentos necesitamos honestidad, inteligencia, valor y tenacidad. Con Pato lo lograremos. Me sumo. Gracias a Seúl y sus colaboradores por aportar a esto.

–Diana Lacal

Por fin pude saber qué es CADRA, también las siglas dan un resultado horrible.

Todo me parece también producto de la ineficiencia para encontrar soluciones, pero una ágil habilidad para los curros. Ante la imposibilidad real de comprar los libros de secundaria y primaria en un país pobre, hay que encontrar una solución y aquí sí con todos los interesados. Los docentes de todos los niveles alguna idea tendrán, si leyeron libros y no fotocopias durante sus estudios.

–María Elisabeth Noria Martínez

Gente,

Me intriga si no les hace un poco de ruido publicar una nota de alguien defendiendo el INCAA que describe cómo fue parte de su mecanismo. Si bien no lo explicita, se deduce que pagó el cubierto que le exigían para que sus proyectos avanzaran (¿se asemejaría al pago de un colectivo para una manifestacion en apoyo de sarasa del Gobierno para que le pagaran rutas en Santa Cruz a medio hacer?).

¿No tienen ningún juicio de valor acerca del autor o al menos de sus acciones?

–Juan Domecq

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

¿Fue una invasión?

Algunos lectores se enojaron porque dijimos que “invadimos” las Malvinas en 1982.

Por

Cartón lleno

El director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA contesta la nota “La fábrica de póbres”, de nuestro editor general Hernán Iglesias Illa.

Por

Salto al vacío o imperativo categórico

Los lectores tienen (o quieren tener) esperanza.

Por