De Rusia sin amor

El rechazo de Brasil a la Sputnik V encendió alarmas sobre la credibilidad del Instituto Gamaleya. El Gobierno argentino debería investigar qué pasa.

Por Juan Schmukler