Partes del aire

#15 | Inteligencia colectiva cristinista

Carta abierta a la vicepresidenta, escrita por un algoritmo manual que tomó declaraciones de dirigentes, tuiteros y militantes oficialistas del martes pasado.

Ahí está la chica que nos gusta donde más nos gusta: en el balcón. Escucharte es tener esperanza. ¡Lloramos de emoción! Qué mujer tenemos entre nosotros. Más te atacan, más grande te hacen: más grande y amada por todo un pueblo. Criada en una familia trabajadora, educada en el peronismo, sacaste al país del infierno y ahora tenés que soportar que te persigan Clarín y la Justicia. Tu nombre, Cristina, es semilla de futuras primaveras; tu pueblo, portador de la semilla, hoy te siembra.

Qué bien hablaste hoy. No sólo por la contundencia y la claridad cristalina de tus argumentos. Fue una magistral clase de lawfare. ¡Te van a hacer Presidenta! Cuando dijiste “si naciera 20 veces, 20 veces haría lo mismo”, estallamos en llanto. Sos la fuerza de la razón, la valentía que sólo da el genuino respaldo popular. Se murió tu marido y no nos dejaste solos, se murió tu madre y no nos dejaste solos, se enfermó tu hija y no nos dejaste solos. Si alguien imagina que te vamos a dejar sola, que espere la tormenta de frente.

Ahí estás, Cristina, ahora cantando la marcha en el Congreso. Hoy, tal como ayer,  verte aparecer es como sonreír. Es un día que no vamos a olvidar: las lágrimas y la emoción compartida, la fuerza del pueblo trabajador en las calles, proclamando por su lideresa. Es impresionante cómo se multiplican las marchas y convocatorias en tu apoyo en todo el país. Y en todos lados tu nombre, sencillo y de pueblo, se convirtió en proclama de nuestra voz de pueblo. ¿Sabés que sos vos? Sos los días más felices, los días peronistas. Eso sos. Cristina: con vos no se jode. A vos te defiende el pueblo.

sola contra el poder

Sos la líder popular del futuro. La ultraderecha neoliberal necesita eliminarte para establecer su plan corporativo-financiero y adueñarse de la Argentina. No quieren que nadie más se atreva a enfrentar al poder real como lo hiciste vos. Ellos son el poder mediático y el poder económico: siempre destruyen a las mayorías. Quieren definir el modelo de país con la Justicia. Y vos, Cristina, sos el último dique de contención: por eso te atacan. Te quieren proscribir. Porque el verdadero objetivo del lawfare y la persecución es quitarle a la sociedad los derechos que vos nos diste. Nosotros vivimos de la verdad, ellos viven de la mentira. Como dice el compañero Resnik: mintieron con Nisman, mintieron con las vacunas, mienten para perseguirte judicialmente. Te odian porque sos una líder popular de volumen internacional. Quieren romper la construcción democrática de 40 años, los mismos que se dedicaron a voltear gobiernos electos durante los 50 años previos. Ahora están tirando demasiado de ese mismo hilo finito. Esta película se parece demasiado a la de 1955 o 1976. Por eso tenemos que tomar conciencia de que esto es ellos o nosotros.

Igual, como dice el compañero Axel, “éste es el famoso caso del tiro por la culata”. Pensaban que con un fiscal guionado por Clarín se podían llevar puesto al pueblo argentino. Nos subestimaron de nuevo. No aprenden más. No les va a alcanzar con dos fiscales y tres jueces corruptos, alcahuetes del poder económico y los privilegios. No tienen idea de lo que se les viene. Cuánto les falta para a entender que no fue magia: nos conduce una mujer argentina. ¡No pueden atar a la yegua! Cristina, vos sos libre por comprensión histórica y mandato popular.

Ya nos saludaste, ya cantamos la marcha. Confesamos que hemos vivido para escucharte hoy a vos, Cristina Fernández de Kirchner. Confiamos en vos ciegamente, sos la única persona que nos puede sacar adelante. Vos estuviste siempre, ahora nos toca a nosotros. Nunca podrán callarnos. Fuimos y somos indestructibles: cuando nos unimos somos imparables. El peronismo es un movimiento, no un rejunte de saltimbanquis. ¿Quieren proscribir a Cristina? ¡Inténtenlo! No entienden que el pueblo no olvida y que el amor con amor se paga. Defenderte es una tarea nacional para todos los hombres y mujeres del campo popular.

Cristina: todos somos vos. Lo que te hagan a vos, nos lo hacen a todos nosotros. Por eso  estamos listos para otro 17 de octubre. Si vienen por vos, nosotros vamos con vos. Vamos a ser cristinistas hasta los huevos. Ya una vez cruzamos el Puente Avellaneda. Por Perón. Si hace falta, lo volveremos a cruzar. Por vos.

El algoritmo agradece la participación de Juan Grabois, Delfina Rossi, Alberto Kornblihtt y Cuervo Larroque, entre otros. ¡Nos vemos dentro de dos jueves!

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:
Hernán Iglesias Illa

Editor general de Seúl. Autor de Golden Boys (2007) y Cambiamos (2016), entre otros libros.

Seguir leyendo

Ver todas →︎

#17 | El misterio de las figuritas, resuelto

Se habla mucho de las crisis de los figuritas del Mundial, pero nadie explica por qué faltan. Acá una hipótesis: porque son importadas (o los insumos para fabricarlas) y hoy es casi imposible importar nada.

Por Hernán Iglesias Illa

#16 | Delirios afiebrados

Unas reflexiones sobre la guerra entre Rusia y Ucrania, la grieta y el hotel Sheraton, bajo el influjo de la gripe y el Qura Plus.

Por Hernán Iglesias Illa

#14 | Vivir en el shopping

Cuando aparecieron los shoppings a fines de los ’80 y principios de los ’90, el progresismo los observó como una amenaza capitalista. Hoy son parte del paisaje, irrelevantes en la conversación pública.

Por Hernán Iglesias Illa