ELOÍSA BALLIVIAN

Suerte no, éxitos

Algunos lectores de izquierda nos elogian.

Estimados,

Como lector dedicado y suscriptor de Seúl, les agradezco el excelente nivel de análisis político que nos brindan cada semana. Son un oasis de criterio e inteligencia en medio de tanta palabrería ramplona y tanto comentario falaz y sesgado.

Me permito sugerirles que no le deseen suerte a Daiana, sino éxito. Como escuché decir a algún exigente profesor de mi facultad hace muchos años: la suerte es para los mediocres.

Un fuerte abrazo, y sigan en la brecha, de este lado de la grieta donde están las personas de bien.

–Rodolfo Roballos

Sobre “Saber ganar y saber perder”, de Manuel M. Novillo y Horacio Baca

(podés leerla acá)

Hola. Excelente el artículo “Saber ganar y saber perder”. Creo que el gran desafío que tenemos por delante, además de ganar las elecciones, es que la gente apoye la transformación, cada uno en su metro cuadrado, para que los violentos se sientan en minoría. No puede pasar esta vez que los violentos se sientan fuertes, que la pelea sea entre ellos y el Gobierno o, de otra forma, que dejemos al Gobierno solo contra los violentos.

Un ejemplo es el de Baradel. El gobernador de la provincia de Buenos Aires contra Baradel probablemente pierda en una confrontación, pero si lo apoya la comunidad de padres organizados y los maestros de vocación, Baradel pierde.

Pero esto hay que trabajarlo proactivamente, para sentirnos muchos, con metas comunes, y perdamos el miedo a reaccionar.

Eso es lo que vengo rosqueando hace un tiempo, aunque con poca resonancia. Pero no aflojo porque estoy convencido. Ya llegará su tiempo.

Escribí un par de libros al respecto, y el último, un ensayo corto con prólogo de Javier Iguacel, viene fluyendo bien.

Se llama La gran oportunidad argentina y se consigue gratis en la web o en Spotify.

¡Encantado de charlar de este tema con ustedes si les interesa!

Abzo,

–Marcos Ayerra

Muy buen análisis, equilibrado y equitativo.

Habría que preguntarse si a los violentos se les quemaron las naves cuando dijeron “¿la mía está?”, y los sacaron sin una moneda.

–Eduardo José Balloni

Sobre “Más que una batalla cultural”, de Andrea Calamari

(podés leerla acá)

Me gustó mucho la nota de Calamari. Coincido, además, con lo que plantea. Aunque creo que, si bien está claro y es bastante obvio todo lo malo que representa Pionyang, algo hay entre esta y Seúl. Quizás algo no material, pero sí algo simbólico, como de alguna manera reconoce la autora en el último párrafo.

Ese país imaginario del centro, es cierto, no existe. Sin embargo, tiene habitantes. Y de la misma manera que intentar posicionarse en un lugar intermedio entre los nazis y los judíos no podría ocultar, al menos, una cierta simpatía con Hitler y los suyos, los habitantes de Corea del Centro no tendrían razón de ser si no quisieran blurear su mirada empática con los del Norte. Y si bien numéricamente los de Pionyang son los que hacen bulto, estos no tan imaginarios seres del centro influyen. E influyen bastante. E influyen negativamente. Muy negativamente. De hecho, mucho han dicho y hecho para que el veneno que impregna los productos que distribuyen los acólitos del Kim Jong-un argentino sepan más dulces.

Creo, no es necesario ponerles nombres. Ustedes y yo sabemos quiénes son los del chiste del nombre de la revista.

No los perdamos de vista. La batalla cultural que muchos más no quisiéramos tener que dar, los incluye.

Saludos,
 
–Enzo Prestileo

Sobre “Diccionario del argentino impreciso”, de Javier Porta Fouz

(podés leerla acá)

Felicitaciones por el artículo. Es brillante.

Pero escasea en ejemplos: estar en el ojo de la tormenta, o ser icónico, son apenas dos ejemplos entre cientos.

Saludos,

–Pablo Choruzy

¡Qué placer leer la nota de hoy! Tenía todo eso y algo más (los lugares comunes: “estalló el verano”) en mi mente, pero no soy escritora. Me encantó leer acerca de la lengua. Excelente.

Gracias,

–Silvia Riera

Sobre “El sexo de Marra(s)”, de Leonardo D’Espósito

(podés leerla acá)

La nota de Leonardo es muy buena. Yo soy de izquierda, pero sé reconocer cuando algo de derecha es inteligente.

–Mimi Fraguas

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

En busca del centro perdido

Una carta a Fernando Santillán en respuesta a su nota ‘El alma de Occidente’.

Por

El vaso medio lleno

Después de nuestro número especial, los lectores dan su balance de los primeros seis meses del gobierno de Javier Milei.

Por

Venimos del futuro

Un lector (y amigo) explica a qué se refiere el presidente cuando se compara con Terminator.

Por