ELOÍSA BALLIVIAN

Más Merkel, menos Thatcher

La reacción de los lectores a los resultados de las PASO.

Antes que Patricia y Horacio, estuvo un tal Mauricio. Del último tercio de siglo, los peronistas gobernaron el 82% del tiempo. Un porcentaje similar de gobernadores propios los acompañó desde las provincias. El sindicalismo fue, durante la mayor parte de ese tiempo, un disciplinador social potente, últimamente relevado (parcialmente) de esa tarea por “movimientos sociales” de igual o similar adscripción política. Durante la mayor parte de esos 33,3 años contaron con amplias mayorías parlamentarias, tanto en diputados como en senadores. ¿Pueden estos datos básicos y al alcance de cualquier alumno de colegio primario no estar al alcance de los principales analistas políticos del país?

No, claro que no.

¿Cómo se explica, entonces, que TODOS ellos repitan como loros frases tales como “todos los espacios políticos fracasaron por igual a la hora de gobernar”, equiparando esas circunstancias (sí, las del peronismo) a las que tuvo un espacio –o un dirigente, ya que en general se focalizan en él– que gobernó cuatro años (¡¡¡¡el 12%!!!!) de ese mismo período, con menos de un quinto de los mandatarios provinciales de su color político, uno de cada tres diputados, uno de cada cinco senadores, y todos las agrupaciones sociales y sindicales agresivamente opositoras? ¿No son mínimamente conscientes de hasta qué punto el “miedo escénico” que les genera ese ¿partido? hegemónico los condiciona al opinar?

Uno no espera otra cosa de periodistas “militantes” (si algo así no se considerara un oxímoron) y de otros a los que sus prejuicios coreanocentristas contra todo lo que perciben como “derecha” no los obnubilara psíquicamente, pero cuesta mucho con el resto. Un periodista no es más “independiente” por equiparar cosas que no son equiparables. Es, simplemente, un mal periodista.

Otro dato: Macri obtuvo en 2015 el 34,15% de los votos. En la misma instancia, en 2019, obtuvo el 40,28%. En votos, creció más del 25% (de 8,6 millones a 10,8 millones). ¿Es eso un fracaso?

–Enzo Prestileo

(Sobre la nota «El legado de una visión», de Fulvio Pompeo)

Muy bien. Lo primero es recrear confianza para poder instrumentar la agenda. Felicitaciones.

–Fernando Petrella

Muy linda la nota «El GPS ya está seteado». Y, en general, las notas de la revista.

Gracias.

–Rosana

Hola. Me encantó la nota de Victoria Liendo sobre la elección del domingo. Qué bueno leerles.

–Victoria Antonella Stéfano

Muy bueno. Agrego una reflexión personal. Cuando se iniciaba el fenómeno Milei, vi por TV el inicio de uno de sus actos en un espacio cubierto grande. Más allá del personaje, me impresionó la composición del público. Muchos hombres jóvenes, pocas mujeres. Fue un alivio. Si las mujeres no lo apoyan, no tiene margen.

Recordé instancias graves, donde el voto femenino definió –por suerte– una elección: en 1983, la elección presidencial la gana Alfonsín gracias a ese voto, que rechazaba la violencia de la campaña peronista sintetizada por la quema del ataúd de Herminio Iglesias; en 1984, el referéndum de aceptación del tratado de límites con Chile, también se aprobó gracias al voto femenino.

Creo que esa es una de las áreas para marcar políticas que promuevan la educación, la salud, nuevas guarderías y jardines infantes, etc. Escuché que uno de los motivos de apoyo a Milei en esa franja es el hartazgo del feminismo barato, etc. Es un sector para cultivar.

Patricia Bullrich debería inaugurar un look más Angela Merkel que Margaret Thatcher.

Saludos,

–Jorge Iribarne

Hola Julián, amigos de Seul. Leí la serie de artículos con la temática de las PASO. Me generaron un montón de ideas y reflexiones, pero uno en especial (el que has escrito, Julián) me produjo un vago escalofrío y una especie de inquietud indefinible, incomodidad, algo así.

Se trata de tu mención de Mauricio en su papel de “acompañante” de Patricia. Esto me parece que tendría que ser un “no hacer”. Sólo es mi opinión, pero creo que Macri tendría que tener el menor “relieve” posible en los dos meses que quedan hasta el 22 de octubre, de lo contrario “la gente” no va a tardar en encontrar un paralelismo con Cristina y su Pinocho y es justamente contra eso que tantos votantes votaron y se les escaparon a Juntos por el Cambio y se fueron a Mileilandia. El padrinazgo manifiesto de Macri a Patricia en la peleas previas en estos meses pasados y en lo porvenir va a ser percibido como relacionado con “la casta”.

El domingo la voté a Patricia y aún así, te confieso que no me gustó demasiado ver cómo Mauricio eclipsaba a Horacio en el escenario, era muy evidente que marcaba cancha. Es cierto, él es el líder y artífice de JxC, pero por prudencia no debería tener demasiada prominencia en estos dos meses por venir. Si hace de otra manera, creo que nos vamos a ver gobernados por una persona con una evidente inestabilidad emocional y mental y no creo que eso sea bueno para la gente (nosotros) y el país. Una opinión de un patagónico.

Sigan así, ¡¡disfruto mucho sus jugosos e informativos artículos!! Fueron un oasis en estos últimos tiempos de zozobra.

Un gran abrazo,

–Daniel Rivera

Mi impresión es que en la coalición se coló una pata que desdibujó el eje de cambio que la sociedad reclama y permitió que Milei pasara a representar más fidedignamente a esa demanda. La pata a la que me refiero es la que perdió la interna: Larreta, Lousteau, Morales. Disfrazados de un progresismo vacuo, en realidad se presentan como defensores de los privilegios de la casta. La lucha contra esos privilegios es el mayor reclamo de una sociedad cansada, y quien más aparezca como decidido a encabezarla será ganador, aunque finalmente termine en un salto al vacío.

–Luis Nosetti

Excelentes artículos. Ayudan a pensar cómo seguir adelante, cómo encarar el desafío de octubre. No bajamos los brazos. 👏👏👏👏

–Patricia Rossi

Hola, ¿cómo están? Los sigo. Va mi humilde opinión luego de leer el artículo «Encontrar la tortuga».

El ciudadano de a pie busca quien le solucione los problemas, es básicamente pragmático, está cansado del storytelling (bla, bla ,bla), votará a quien le parece tiene más claro dónde está la salida de esta crisis insoportable y no se distraiga con otras cosas.

No me gustó la caricatura de Milei como un payaso. Las emociones confunden.

Un saludo,

–Dolores Casal

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

Venimos del futuro

Un lector (y amigo) explica a qué se refiere el presidente cuando se compara con Terminator.

Por

Que el PRO no se duerma

Es lo que piden los lectores.

Por

No subestimemos a Milei ni a sus votantes

Es lo que nos piden nuestros lectores.

Por