ELOÍSA BALLIVIAN

Hay que escalar la montaña

La cima está a nuestro alcance.

Pienso como Martín Varsavsky y no como Uri Romano en esto.

–Apu

Se cansaron de echarle mierda a Milei, radicales de cuarta. ¿Y ahora? ¿Con qué van a salir? Perdedores e inútiles, como todo radical. Apenas un poquito mejores que los ladris peronistas. Sólo apenas…

–Fernando José Seares

Muy buena y didactica la nota.

Mi pregunta es bien concreta: si, como bien lo sospecha el articulista, una parte importante de las Leliqs está asociada con importaciones que no pudieron “saldarse” todavía por falta de dólares, es inmediato que sí o sí dichos dolares sean provistos a quienes han contraido la deuda internacional para que salden sus obligaciones. En concreto, entonces, ¿se espera “hacer el aguante” hasta que la nueva cosecha (otra vez) provea dichos dólares o qué? ¿Cuando entren dichos dolares, serán entregados a los comerciantes deudores a qué precio? ¿A los valores de paridad de los SIRA (seguro de cambio mediante)?

No hay magia. Por favor elaboren sobre esto.

Cordiales saludos,

–Dr. Ing. Miguel A. Baltanas

Argentina, en un largo camino cuesta arriba.

La escaladora noruega Kristin Harila, que batió este año récords mundiales al coronar los 14 picos por encima de los 8.000 metros en 93 días, desafiante y con coraje repetia: “La cima está a nuestro alcance, sólo hay que seguir subiendo”.

En el mundo aún quieren “vender” a Noruega como un pais socialista y de izquierda que tuvo éxito, cuando en realidad no es así. Noruega optó por muchas medidas capitalistas para llegar a sus logros económicos y sociales, fundamentalmente el libre mercado, la libertad económica y efectivizando el Estado con la reducción del tamaño y presencia. Eso sí, a pesar de su tremenda riqueza actual, mantiene intacta su esencia y virtud de seguir siendo un pais con gobiernos austeros.

Argentina tiene un potencial en recursos naturales carenciados en la mayor parte del mundo, estando frente a una oportunidad única en sectores como la energía, la minería, la agroindustria, la economía del conocimiento y el turismo. Además hay talento y recursos humanos enormes que en otro contexto, con legislaciones y oportunidades, lograría Argentina un ascenso notable de la economía y el desarrollo.

Sabemos que las generaciones de nuestros bisabuelos y abuelos fueron lo suficientemente valientes y decididas para escalar sus montañas. Ahora nos toca hacerlo a nosotros y a partir del 10 de diciembre estamos ante “nuestra” montaña.

La cima de la montaña está a nuestro alcance y estamos unidos por una sola cuerda, pudiendo superar la crisis y crear un mundo más próspero y resiliente para todos, pero para capitalizarlo se requiere consenso y acuerdos amplios de todos los sectores.

Argentina no está condenada al éxito ni tampoco al fracaso: su destino será lo que los argentinos y las argentinas hagamos con ella.

En mis 34 años en Noruega jamás me senti más orgulloso y feliz como argentino como cuando nuestro pueblo entero y sin distinciones politicas y sociales se manifestaba en armonía y en paz en las calles de todo el pais luego de haber logrado la Copa del Mundo.

“No preguntes qué puede hacer tu pais por tí, sino qué puedes hacer tú por tu pais”, dijo John F. Kennedy.

Mucha fuerza, presidente Javier Milei, ¡y vamos Argentina!

Un afectuoso y cálido saludo,

–Ricardo Clarke
Empresario textil, Juez Lego y Concejal en Bodø, Noruega

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

Aerolíneas: ¡afuera!

Los lectores están hartos de nuestra línea de bandera.

Por

¿Dónde están los peronistas?

Se pregunta un lector que dice que estamos obsesionados con el kirchnerismo.

Por

Mamarrachos pop

Los lectores están enojados con Lali.

Por