ELOÍSA BALLIVIAN

¿Qué pasó ayer? ¿Se votaba?

Anécdotas sobre ausentismo electoral.

Sobre “Turnos Justos, Médicos Cuidados”, de Juan Ignacio Arina

(podés leerla acá)

Coincido con el autor en que el tema es complejo y demasiado amplio como para exponerlo en una nota, esfuerzo que igual se agradece habida cuenta de la claridad con la que algunos puntos se exhiben. Coincido plenamente con que en la situación actual no hay una bala de plata para dar solución a los múltiples problemas de la salud argentina, pero quiero detenerme en un par que frecuentemente son soslayados y en cuyo olvido creo se encuentra el origen de los males mencionados.

En primer lugar, creo que se debe repensar la definición de sistema y subsistemas de salud y preguntarnos (con una respuesta clara en el horizonte y no con un “nos debemos un debate”): ¿hay sistema de salud en Argentina? Estoy convencido de que no, dado que entender un sistema como un conjunto de partes relacionadas para cumplir con un fin no aplica para la salud en nuestro país. Más claro: podemos autoengañarnos con la consigna del bienestar del paciente, pero si somos sinceros veremos que el sistema público de salud intenta dar respuesta a la demanda de la población según exigencias estacionales mediáticas y generalmente anárquicas, el sistema privado está guiado por el lucro (fin loable en toda empresa que se precie de tal) y el de obras sociales dirigido a satisfacer la necesidad del trabajador registrado, sustrayendo en forma de subsidios recursos al sistema público, con un nivel de atención en el mejor de los casos mediocre y sin una auditoría mínima, con lo cual, viendo algunos estándares de vida, quizá la salud del trabajador registrado no sea el fin último de este subsistema.

El sinceramiento, diseño y auditoría de un nuevo sistema es una obligación que debe plantearse la política de todo país normal.

El segundo punto que me interesa destacar es pensar la situación actual del recurso humano como el saldo de la tarjeta que se “bicicleteó” muchos meses y, a la hora de la intimación, te quedaste sin recursos. Dicho de otra manera: la sangría de médicos especialistas por los malos honorarios y, no olvidar, las malas condiciones de trabajo, es un proceso de años que no se recupera con un aumento de sueldo (ver, por ejemplo, la evolución de los aumentos al sector de la salud en la provincia de Buenos Aires y cómo poco a poco se están vaciando igual sus hospitales).

Solucionar esto requerirá un esfuerzo que implique no sólo la mejora de honorarios, sino de espacios donde sea atractivo atender al paciente, recordando que la actividad médica es de tal naturaleza en lo que hace a su actualización y responsabilidad, que es lógico que cada vez menos gente quiera ejercerla (ver los éxodos de argentinos a España y de los españoles a Alemania para hacerse una idea del problema).

Lamentablemente, en los últimos años, el concepto de poner en la misma bolsa de “trabajadores de salud” a actividades con distinta responsabilidad sólo llevó a desjerarquizar la profesión.
Dar una respuesta con medidas concretas a etas problemáticas creo que es, más que un comienzo, un imperativo para no seguir en la pendiente de la degradación de la atención de la salud en nuestro país.

Atentamente,

–Un lector agradecido (que prefiere el anonimato)

Sobre “El voto semi-bronca”, de Gustavo Noriega

(podés leerla acá)

Excelente. En el año ’21 en la panadería encontré con gran sorpresa que una joven de 30 años más o menos no sabía que el día anterior se había votado. De verdad, ni ella ni su marido habían ido a votar, no lo sabían. Ni marginal ni mal vestida, madre de dos niños, marido trabajador, niños escolarizados. Todos quedamos boquiabiertos, literalmente. ¿Qué hacer con esa gente? Todos estábamos muy contentos comentando que nuestro intendente, candidato a diputado, había perdido ante Juntos por el Cambio versión Córdoba, aunque iba igual. Y allí ella dijo ¿qué pasó ayer? ¿Se votaba?

–María Elisabeth Noria Martínez

Sobre “Emperadores de Chaco”, de Iván Gyöker

(podés leerla acá)

Descripción clara y que puede llegar a ser siniestra por la gravedad de la situación que allí se vive.

–Cristina Beurnel

Sobre la entrevista a Santiago del Solar

(podés leerla acá)

Gran entrevista. Una pena que el campo argentino siga extorsionado por políticos corruptos.

Saludos desde Chile,

–Andrés Montero
Agricultor de Linares

Sobre “Chat interno”, de Silvia Lospennato y Hernán Iglesias Illa

(podés leerla acá)

Muy buena la nota con Silvia Lospennato.

Uno de los principales argumentos de que prefiera a Horacio Rodríguez Larreta por sobre Patricia Bullrich es que creo que Horacio está rodeado con equipos preparados para gestionar en un futuro gobierno. Mi impresión es que Patricia y su gente se mueven con un voluntarismo que puede ser muy peligroso si llegan a ser gobierno, especialmente en el que viene. La charla con Silvia y Hernán, a mi parecer, demuestra claramente mi idea al respecto.

Un tema del que no se habla es que el peronismo (kirchnerista) se está preparando para ser oposición antes que para ganar la elección, que la dan por perdida, a diferencia de con el gobierno de Macri, que los agarro de sorpresa sin experiencia de ser oposición. En este contexto Patricia, por lo que expresan ella y su equipo, duraría muy poco con una oposición difícil, preparada y beligerante.

Aclaro, de todas formas, que pienso votar a quien gane las PASO.

–Martín Muro de Nadal

De lo más interesante que se publicó en Seúl (¡y pucha que se publicaron artículos interesantes!) en los últimos meses.

La altura y profundidad del intercambio de opiniones nos da algo de alivio a quienes nos viene preocupando –y sí, entristeciendo también– el nivel de agresividad entre varios dirigentes de los dos sectores.

Aunque me cuesta –como a muchos, no tengan dudas– trataré de aferrarme a ese último párrafo de Silvia –suscripto por Hernán– e imaginar un 14 de agosto de sincera unidad. Aun cuando parte del daño, creo, es irreversible, porque una parte de los votantes del derrotado/a llevarán su voto a otra orilla. Y eso, quieran o no Patricia y Horacio, será su culpa.

Ojalá no sean tantos como para haber perdido –el país, y con él, todos nosotros– la oportunidad.

Saludos,

–Enzo Prestileo

Sobre “Malvinas, tierra irredenta”, de Luis Alberto Romero

(podés leerla acá)

Deseo agradecer al autor la claridad y valentía de sus conceptos. En un pais donde se gobierna con y se predican leyendas falsas de toda falsedad, su honestidad y mucho conocimiento VERDADERO de nuestra historia es un preciado regalo que agradezco.

–Diego Julio Balducci

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

¿Dónde están los peronistas?

Se pregunta un lector que dice que estamos obsesionados con el kirchnerismo.

Por

Mamarrachos pop

Los lectores están enojados con Lali.

Por

No hay que romper la máquina

Cuando algo no funciona, se los está operando de manera equivocada.

Por