Obediencia debida

A pesar de que los mayores avances de las minorías sexuales se dieron en democracias liberales, los gays kirchneristas creen que no se puede ser gay y anti K. Están equivocados.

Por Luis Figueroa