Gracias a Dios es viernes

#14 | Qué quilombo

Veinte secuestrados argentinos que no le importan a nadie. La ilusión del Massa liberal.

En Seúl nos parece que el mejor resumen de lo que pasó en la política argentina en estos últimos días está en este tuit de Quintín: “Más allá de cualquier otra consideración, qué quilombo”. En efecto, el apoyo de Patricia Bullrich y Luis Petri, con aval de Mauricio Macri, a Javier Milei de cara al balotaje provocó un terremoto en Juntos por el Cambio y también dentro del mismo PRO.

Tanto la Coalición Cívica como la Unión Cívica Radical dijeron que se mantienen neutrales y consideran a Milei y a Sergio Massa malos candidatos, y lo mismo dijeron María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, del PRO. También la llamada “liga de gobernadores” de JxC optó por sacar un comunicado conjunto diciendo lo que dijeron casi todos: ni Massa ni Milei.

En las redes y grupos de WhatsApp los militantes y simpatizantes se encontraron ante la disyuntiva: ¿qué hacer? Algunos ya miraban a Milei con simpatía desde antes, otros lo aborrecían e incluso se habían trenzado en violentas peleas virtuales con sus agresivos minions; algunos ya decidieron votarlo con alegría, otros con la nariz tapada, otros no lo van a votar ni locos, muchos todavía no saben qué hacer. La grieta intra JxC, que fue en parte causante de la derrota, con una victoria quizás hubiera cicatrizado (quizás), pero ahora lógicamente se profundizó. Como dijo Quintín: qué quilombo.

Aunque la UCR manifestó su neutralidad, Martín Lousteau insinuó con bastante claridad que votará por Massa. Los lazos de Gerardo Morales con el candidato de Unión por la Patria son conocidos, y unas semanas antes de la elección se mostró con él en un acto, en el que Ventajita aprovechó para hablar de un “gobierno de unidad”.

Queremos creer que esta no es la visión de todo el partido, pero Morales es el presidente y Lousteau, el de Evolución Radical. Y la vice María Luisa Storani había planteado directamente que todo el partido apoye a Massa. No creemos que la neutralidad necesariamente signifique un apoyo a Massa, aunque en este caso nos permitimos dudar.

Ayer algunos en Twitter (nos resistimos a llamarla X, por ahora; seguimos diciendo Canning y Cangallo, porque somos viejos meados) nos preguntaban en este “divorcio” de JxC quién se quedaba con Seúl. No tenemos posición oficial y no creemos que la haya, pero como nuestro nombre y ubicación geográfica indica, con el kirchnerismo, es decir con Massa, no estaremos jamás.

En cuanto al futuro de JxC, creemos fundamental que haya una coalición fuerte y unida para enfrentar lo que se viene. Pero si parte de esa coalición considera que Massa no es una amenaza para la democracia, ¿queda algún acuerdo? No es una pregunta para responder acá, claro. Próximamente, en Seúl.

Sigue la guerra en Israel, aunque al ejército parece que lo condujera el general Alais. A tres semanas de la masacre, y luego de varios anuncios, la incursión por tierra en la Franja de Gaza todavía no empezó. La guerra por ahora es puramente de bombardeos en Gaza, el Líbano y Siria. Pero también hay una guerra de propaganda que se libra en las redes sociales y los medios.

La semana pasada hablamos acá del papelón en el que incurrieron todos los medios del mundo al dar por cierta la información oficial de Hamás sobre un bombardeo israelí en un hospital, que resultó ser en realidad un misil de la Yihad Islámica Palestina que cayó en territorio propio por un desperfecto. Esta semana el programa Eretz Nehederet (el Saturday Night Live israelí) hizo una parodia sobre la vergonzosa actitud de la BBC.

Acá en Argentina lo sorprendente es la indiferencia general respecto de los secuestrados argentinos. Se calcula que hay 21, alrededor del 10% del total; la nacionalidad con más extranjeros secuestrados es la argentina. Desde el Gobierno dicen que están en conversaciones con Qatar para que interceda ante Hamás (así el Gobierno de Estados Unidos logró la liberación de cuatro rehenes), pero imaginamos a Santiago Cafiero dialogando con su par qatarí Mohamed bin Abdulrahman Al-Thani y no abrigamos muchas esperanzas. También se informó ayer que pidieron la intervención de la ONU en una comunicación con el secretario general António Guterres, que esta semana pareció justificar la masacre de Hamás en la sesión del Consejo de Seguridad, cuando dijo: “Es importante reconocer que los ataques de Hamás no ocurrieron de la nada. El pueblo palestino lleva 56 años de ocupación asfixiante”. El canciller israelí pidió su renuncia. En fin, tampoco abrigamos esperanzas con la dupla Cafiero-Guterres.

La Nación publicó un excelente informe la semana de la masacre en el que contaba la historia de diez de los Argentinos secuestrados, pero no parece haber mucho interés en la sociedad. Es cierto que estamos en épocas de elecciones y que la economía está explotada, pero llama un poco la atención. Uno imagina que si un argentino secuestrado es noticia, veinte debería ser un escándalo. ¿Cómo era eso de que para un argentino no hay nada mejor que otro argentino? Quizás eso no corre para los argentinos judíos.

El Gobierno se quedó sin nafta, literalmente. En realidad, nafta hay. Lo que pasa es que con el congelamiento de precios impuesto por Massa después de las PASO para contener la inflación, se generaron varias distorsiones que hacen que las estaciones de servicio tengan cupos para vender o directamente tengan que cerrar por falta de combustible.

Según informa Sofía Diamante en La Nación, como está intervenido sólo el mercado minorista, el combustible en el mercado mayorista, que lógicamente suele ser más barato, pasó a ser más caro, entonces los que cargan en el mayorista pasaron a cargar en el minorista. Es decir, la nafta está, sólo que no en las estaciones de servicio.

Esta es la típica economía kirchnero-massista de este último año: parches, toqueteos aquí y allá que generan problemas acullá y se resuelven con más parches y más toqueteos. Es una tragedia que el responsable de esto tenga altas chances de ser el próximo presidente, y que ya haya algunos que empiecen a decir que no es kirchnerista. ¿De dónde salió la fantasía del Massa liberal y amigo del libre mercado? ¿De su juventud en la UCeDé? Amado Boudou fue de la UCeDé y nacionalizó las AFJP. ¿De su campaña furiosamente anti K de 2015 o de su alianza de 2013 con Francisco de Narváez y Mauricio Macri? (Qué épocas.)

No son pocos los que creen que este no es un verdadero gobierno de Massa, a pesar de que es el presidente de facto, y que su verdadero gobierno empezará en diciembre si es elegido. Los misterios de la mente humana son insondables.

 

Si querés suscribirte a este newsletter, hacé click acá (llega a tu casilla todos los viernes).
Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

#43 | En julio, el Pacto de Mayo

El «Pichichi», peronista y libertario. Caso Alperovich: justicia real, no tuitera.

Por

#42 | La base está

Hasta acá llegaste, polaco. Tinelli: de inventar freaks a ser uno de ellos.

Por

#41 | El topo en el Estado

Un escándalo poco escandaloso. Leila y Juan: ¿da para darse? Alberto, franelero en México.

Por