Gracias a Dios es viernes

#13 | ¿Cómo le vas a creer a Hamás?

El cajón de Lemoine. Nadie vende un dólar. La última jugarreta de Massa.

Todavía hay más de 200 rehenes israelíes en manos del grupo terrorista Hamás, pero parte de la opinión pública mundial ya pide un alto el fuego o directamente denuncia un “genocidio” israelí. Como dijo el historiador Simon Schama (citado este domingo por nuestro editor Diego Papic): “la empatía, por el momento, abunda, pues la gente ama a los judíos muertos; a los vivos, sobre todo si tenemos la temeridad de defendernos, no tanto”. Todavía no se cumplieron dos semanas de la masacre y la empatía parece haberse terminado. Y eso que Israel todavía no entró en la Franja de Gaza, algo que aparentemente va a pasar de un momento a otro.

El martes el periodismo mundial quedó en offside de una manera grotesca. Un misil cayó sobre el hospital al-Ahli y el Ministerio de Salud de Hamás comunicó que había sido un bombardeó israelí y que los muertos eran 500. Sin dudar ni por un segundo de la palabra de un grupo terrorista, ni de la velocidad y la exactitud en el conteo de las víctimas, todos los medios se hicieron eco de la noticia. Y cuando decimos todos, nos referimos a todos: desde el New York Times hasta la Associated Press, pasando por la BBC y El Pregón de Pergamino (este último lo inventamos, pero si existiera seguramente hubiera repetido la noticia literalmente).

Fue como si todo el mundo hubiera estado esperando agazapado una noticia como esta que confirmara todos sus prejuicios. Incluso el dirigente del Partido Obrero Gabriel Solano, el más furioso antijudío entre sus compañeros, condimentó con que la mayoría de las víctimas habían sido mujeres y niños.

La noticia de que Israel había bombardeado un hospital y matado a 500 civiles generó disturbios en muchas ciudades de Medio Oriente, con protestas frente a las embajadas de Israel y de los Estados Unidos (las imágenes de Bagdad parecían calcadas de la película Argo) y tuvo como consecuencia la cancelación de la reunión que el presidente norteamericano Joe Biden tenía prevista con el rey de Jordania Abdalá II, el presidente de Egipto Abdelfatah El-Sisi y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina Mahmud Abás.

Pero en pocas horas se supo que el misil había sido lanzado por la Yihad Islámica Palestina desde Gaza hacia Israel y cayó por error, no en el hospital sino en el estacionamiento del hospital; y que las víctimas no fueron 500 sino entre 50 y 100. El procedimiento se repite: el gobierno de Israel tuvo que publicar fotos de bebés quemados para que le crean y ahora tiene que publicar videos, escuchas y una cantidad enorme de pruebas y aún así no le van a creer.

Ahora los medios se corrigieron y dicen que no pueden chequear si el misil fue palestino o israelí. La pregunta es por qué todos le creyeron de entrada a los palestinos. Nos da un poco de miedo la respuesta.

Ya dijo Leandro Zanoni el domingo que ni siquiera el cajón de Herminio fue el cajón de Herminio, pero nos gustaría pensar que las últimas apariciones estelares de la estilista, cosplayer y candidata a diputada nacional por La Libertad Avanza Lilia Lemoine pueden ser si no un cajón al menos una pequeña cajita. Eso parecen dejar entrever los mileístas en las redes que le piden por favor que se guarde hasta después del domingo.

En Seúl creemos que el ensañamiento del piberío con Lemoine es fruto de la misoginia rampante que anida en esas cabecitas, porque si bien es cierto que la chica no parece tener muchas luces, no es menos verdad que los demás candidatos de LLA no son tanto mejores, empezando por el líder.

El video que anduvo circulando de Lemoine es uno en el que explica una de sus propuestas en el programa Una hora y gracias, de Guadalupe Vázquez y Diego Lewen, por Neura Media: “Ya que las mujeres tienen el privilegio de poder matar a sus hijos y renunciar a ser madres, entonces ¿por qué los hombres por ley tienen que mantener a una criatura porque quizás le dijeron «si, si, acabá adentro porque tomo la pastilla», o le pinchan un forro, porque hay muchas mujeres que para enganchar un tipo hacen estas cosas y se aprovechan de que el tipo en el medio de la calentura… ¿viste? «Ay, papito, dale.» Entonces el proyecto es renuncia de la paternidad. La mujer, cuando se entera de que está embarazada, tiene quince días para notificar al padre, y el padre puede decidir si va a hacerse cargo del hijo o no”.

La reacción natural, sobre todo ante el descalabro económico del país y la sensación de armagedón financiero, es la de indignación. El que mejor lo expresó fue Ricardo López Murphy: “El problema que tenemos es que esta manga de improvisados se quiere hacer cargo del país”. El caso además deja otra cosa al descubierto: el cotolengo de personajes grotescos que conforma la banda de Milei, con sus modos payasescos, degrada la conversación pública y hace pasar por delirantes ideas que podrían ser al menos discutidas.

Porque sí, lo de Lemoine es un debate libertario que se da en el mundo y se llama “aborto de papel” o “aborto masculino”. El consenso es que no se puede equiparar con el aborto femenino porque en este caso el bebé ya nació, y una vez que nació no se puede renunciar a su manutención. No existe en ningún lugar del mundo, pero si uno lee los argumentos a favor puede llegar a pensar por un momento que no son tan disparatados.

Eso pasa con cada una de las propuestas de cada uno de los integrantes de LLA. Ideas sacadas de artículos de Wikipedia o de pdf bajados de Scribd que por ahí pueden ameritar la discusión, no es que no, pero que en boca de ellos se transforman en un delirio y, sobre todo, resuenan totalmente extemporáneas ante el abismo que se nos aproxima. ¿Pensarán lo mismo que nosotros nuestros conciudadanos? El domingo lo sabremos.

Llegamos con la lengua afuera. Nosotros en Seúl, los ciudadanos con la campaña y el Gobierno con la economía. Ayer hubo un virtual feriado cambiario: la pizarra marcaba $900 pero nadie quería vender dólares porque todos sabían que el lunes, salga como salga la elección, es muy probable que se dispare.

El peor de los escenarios según algunos expertos, al menos en cuanto al dólar, es una victoria de Milei en primera vuelta y un discurso que prometa dolarización, porque el mercado sabe que no hay dólares y eso dispararía la divisa a la estratósfera. ¿Cuán loco está Milei como para salir a incendiar todo de esa manera? Su profesor Guy Sorman dijo que mucho: “En primer lugar, es un loco, y sólo en segundo plano es liberal. El problema es que si es elegido, algo que es posible que ocurra, y todo sale mal –saldrá mal porque está totalmente loco–, la gente dirá: «De esto se trataba el liberalismo. Locos destruyendo aun más el país»”.

De todas maneras sabemos que la probabilidad de una victoria de Milei en primera vuelta es baja (anulo mufa) y lo más probable es un balotaje. Con Patricia o con Massa, es la pregunta del millón. Encuestas hay para todos los gustos, pero ya sabemos que no sirven para nada. Sólo nos queda enyoguizarnos y confiar en que el pueblo argentino no se suicide dos veces.

La inutilidad de Sergio Massa como ministro de Economía ha quedado en evidencia, pero es admirable su talento para la trampa. La última jugarreta antes de las elecciones (bah, todavía le quedan dos días) fue poner en las pantallas de las estaciones de tren que la tarifa sin subsidio si ganaran Milei o Bullrich sería de $1.100 (a diferencia de los $56,23 actuales). Por supuesto la movida es totalmente ilegal porque estamos en veda, pero son detalles.

En el Gobierno se despegaron de la cuestión y desde el Ministerio de Transporte que conduce Diego Giuliano dijeron que fue cosa de los gremios, pero el ministro ya había propuesto el lunes que los usuarios de la SUBE renuncien voluntariamente al subsidio y agregó que “el que vota a Milei debería bajarse del subsidio” así que otra vez, como siempre, meme de Lilita y la leyenda de “cómo le vas a creer al PJ”.

Más allá de que Juntos por el Cambio ya denunció a Giuliano por incumplimiento del Código Electoral Nacional y Ramiro Marra ni siquiera sabe quién mierda es el ministro de Transporte, cuando uno observa la situación más en perspectiva se da cuenta de cuánta poca pólvora le queda al kirchnerismo para hacer daño y de cuán patético se ve todo. El domingo quizás empiece su final (anulo mufa).

 

Si querés suscribirte a este newsletter, hacé click acá (llega a tu casilla todos los viernes).
Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

#39 | Silbidos contra Marx

¡Qué quilombo, querido Rey! No volvamos a 1492. Algunos la estarían viendo.

Por

#38 | El busto de James Brown

La deshumanización está de moda. El premio consuelo de Israel.

Por

#37 | Épater les progressistes

Elon y Milei, una historia de amor. El paro nuestro de cada día. El Palacio Avanza.

Por