LEO ACHILLI
Domingo

Nadie dice nada

Dos autores de generaciones distintas se someten durante una semana a los nuevos canales de streaming. ¿Cuál es la novedad?

Getting your Trinity Audio player ready...

Dos corresponsales de Seúl, uno cincuentón, la otra veinteañera, escucharon durante una semana toda la programación del nuevo streaming –canales online como Olga, Luzu, Blender y Gelatina, entre otros–, que parece estar tomando la posta de la vieja radio o la menos vieja televisión. El resultado de la expedición fue este intercambio.

 

LUZ

¿Cómo fue tu experiencia escuchando streamings

ERGASTO

Lo primero que me pregunté fue, ¿qué diferencia tiene esto con lo que hizo Juan Alberto Badía? Vos sos muy joven, a principios de los ’90 tenía un programa que se llamaba Imagen de radio, donde armaba como un estudio de radio en el estudio de televisión y transmitía. Había un operador, una locutora, él hablaba. Lo mismo. Eso lo hacía Badía hace más de 30 años. También desde hace un tiempo hay muchos programas de radio que transmiten en vivo. ¿Por qué se le dice streaming a esto? ¿Cuál es la diferencia? Supongo que el gran aporte o la gran novedad son las redes sociales, que permiten que vos casi participes en esa charla, que seas parte de eso. 

LUZ

Voy a disentir un poco con lo que decís, para mí, eso no es verdaderamente streaming. Porque en realidad el concepto de streaming viene a ser, por ejemplo, si nosotros ahora a nuestra conversación le sumamos un chat que tiene protagonismo, y vamos nutriendo nuestra charla de los comentarios de la gente. Y acá es otra cosa. Están los tres, cuatro flacos charlando, y a veces aprovechan algo que se dice en el chat, tiran una consigna o leen un comentario, pero no es que van organizándose en torno a la interacción. Son ellos hablando y una audiencia. La dinámica es la misma que la de un magazine de televisión.

ERGASTO

Pero llevado a otro modo de transmisión. Es muy correcto lo que decís, acá también termina siendo unidireccional. 

LUZ

Incluso yo veía Luzu y sentía que estaba viendo Showmatch.

ERGASTO

Básicamente son lo mismo. Cuatro flacos que hacen sus monerías, sus comentarios más o menos divertidos. Tenés versiones despolitizadas como Luzu y muy politizadas, como Gelatina o Blender. Vi el programa del hijo de Leuco y era básicamente la barra de la esquina. Yo creo que las redes sociales han venido un poco a reemplazar lo que era el café de la esquina. Vos antes ibas a un café donde siempre aparecían los mismos personajes, el que era de Boca, el gorila, el peronista, el gracioso, el borracho. Y vos ibas ahí y tenías una referencia, sabías que el de Boca se iba a calentar con todo lo que se refiriera a River, que el borracho iba a terminar hablando pavadas a partir de cierta hora de la noche, lo mismo que el gorila o el peronista. Había improvisación pero dentro la previsibilidad que todos necesitamos. Eso se terminó. O por falta de tiempo, o por inseguridad, o por falta de plata para ir a la noche a tomar un whisky o un café no hay más eso. Y a eso es lo que yo creo que vinieron a reemplazar los streamings y hasta los microstreaming como son los space de Twitter: esa necesidad de escuchar cosas nuevas y a la vez previsibles por un lado y también la de expresarse por el otro.

LUZ

O sea, es un reemplazo de la sociabilización para vos. Me parece interesante. Pienso que esto está destinado más a adolescentes, es un público más juvenil, o juvenil tardío, ese es el target. Probablemente muchos lo consuman un poco para estar al tanto de qué se habla. Por FOMO (fear of missing out), el miedo a estar afuera. Ahora prendés Luzu y ves de qué se está hablando, qué está de moda, qué música se está escuchando. Los que están ahí son casi todos miembros de una elite porteña de nepo babies, entonces hay algo de consumo para espiar qué hacen los que están en la tendencia, a qué fiesta o boliche van. 

ERGASTO

En el programa de Leuco hijo en un momento mostraron un video de National Geographic de un oso polar que se comió a otro bicho. Entonces una de las chicas decía “ay, no, me da impresión”. Y hablaban de eso. Era la nada. 

LUZ

El programa más informativo de Olga tiene 40 minutos de boludeo, comentan algunas noticias y después vuelven al boludeo. Vi que en un momento hicieron una breve cobertura del Lollapalooza y de lo único que hablaban era de qué artistas les parecían físicamente atractivos.

ERGASTO

“Mirá cómo está fulana, anoche tuvo una noche”. Esa cosa que ya hacía Pergolini, contar que fuman porro, que son fiesteros, que tienen sexo. Ya pasó, me parece. Y sí, yo creo que parte es esto que vos decís. Son influencers estos chicos. Porque el receptor está buscando ser influido. Antes mirabas cómo estaban vestidos dos o tres amigos y aprendías a vestirte, veías que usaban el pantalón ancho, ibas y te comprabas uno. Ahora entran a ver dónde va Migue Granados esta noche. Creo que con la cuarentena eso se amplificó.

LUZ

De hecho, los streamings explotaron con la cuarentena.

ERGASTO

Vi uno que se llama Paren la mano. Es de un tal Luquitas Rodríguez, que es uno de los pioneros. No le encontré mucha gracia pero es un flaco inteligente. La plataforma original de todas estas cosas era Twitch, y me parece que lo suyo era más como vos decís, ¿no? Un flaco que hablaba, un diálogo con el chat. Mucho más improvisado. El flaco este, casualmente, contó en un reportaje que él era standupero. Y es cierto que su programa tenía algo de stand-up, de improvisación.

LUZ

Lo novedoso sea quizás lo que vos decís, la figura del influencer como referente de opinión, que reemplaza al conductor de televisión, al periodista, al actor.

ERGASTO

¿Cuál fue el gran invento de Lutero? ¿Por qué Lutero es Lutero? Lutero es Lutero porque empieza a haber imprenta y por lo tanto cada persona podía tener su Biblia. Y el segundo gran invento de Lutero es que tradujo la Biblia del latín al alemán. Entonces empezó a hacer Biblias en alemán, en lenguaje vulgar. Eso es lo que permitió que cada alemán pudiera leer en la Biblia y no que fuera un solo libro leído por el cura. Hubo un cambio tecnológico. La Biblia sigue siendo la misma, ya estaba de antes. Con Internet pasa un poco lo mismo. Nosotros podríamos estar haciendo un stream en este mismo momento. 

LUZ

Y probablemente tendría más repercusión que si lo transcribimos y lo subimos en Seúl. [Risas]

ERGASTO

Porque la gente no lee. Justo vi un tweet hoy donde estaba Galia Moldavsky, que tuvo bastante repercusión esta semana, cuando ella estaba hablando aparecía un zócalo abajo que decía “Banco Provincia”. Y Diego Papic comentó que estos streams tendrán formatos muy nuevos pero se vienen financiando como Neustadt, que recibía pauta de Techint, Acindar, etc. En fin.

Veo que tenés la silla gamer, no se puede hacer un programa si no tenés una de esas. 

LUZ

Es muy cómoda, recomiendo.

¿Qué te iba a decir? El otro día vi un tweet que decía que hay tantos creadores de contenido que ya no se entiende quién demanda tanto contenido. O sea, hay más productores que consumidores. Y acá entra un tema interesante que es el del mercado de la atención. Que ahora la economía ya no sólo se mueve con bienes y servicios sino también se compite por la atención de la gente. Yo lo que pensaba es, ¿en qué momento uno consume un programa de tres horas donde se habla de la nada misma? Si uno también consume redes sociales y otras plataformas de contenidos. Parte de todo eso uno lo mira mientras trabaja, claramente. 

ERGASTO

Claro, el programa de la mañana de la radio se escuchaba mientras uno se preparaba para ir a la escuela, al trabajo. Te informabas de cómo iba a estar la temperatura, si iba a llover o no. Y algo de política, novedades.

LUZ

Y además por lo general no escuchabas todo el programa. Lo ponías de fondo, llegabas a escuchar una tanda informativa.

ERGASTO

El otro lugar donde se escuchaba radio eran los autos. Por eso también era muy importante el horario de radio de las 5 o 6 de la tarde, que todos llamaban “la vuelta”. Y también ahora hay mucho trabajo en oficinas donde vos estás aislado aunque compartas el mismo espacio. Ya no le decís: mirá esto, ¿que te parece? Le mandás un mail, o compartís el documento y el otro corrige. Entonces no tenés mucho contacto con el compañero de al lado. A mí me parece que muchos de estos programas se escuchan en el ámbito laboral. Porque si bien son visuales, un poco mirás, un poco con alt-tab cambiaste y seguiste trabajando en tu Excel, en tu Word, en tu sistemita de carga de facturas.

LUZ

Podríamos decir entonces que el auge de los streamings vendría a ser también síntoma de un régimen laboral que quedó medio obsoleto, ¿no? De un régimen que demanda la disponibilidad o presencia de la gente en lugares y horarios, cuando en realidad su cabeza está desconectada y en otro lado.

ERGASTO

Es que a la jornada laboral le sobran horas. Hay cuatro horas de las ocho donde uno está al divino botón. Eso con el home office está cambiando mucho.

LUZ

Tengo que confesar que esta misión de escuchar streamings me resultó tortuosa porque no encontraba un momento del día para hacerlo, yo no puedo trabajar mientras escucho algo y cuando tengo tiempo libre lo peor que me puede pasar es tener que invertirlo en escuchar a desconocidos hablar de banalidades, soy de la escuela de “no me hables si lo que vas a decir no es mejor que el silencio”. Pero supongo que no son contenidos que la mayoría se siente a escuchar, sino más bien una compañía de fondo en la rutina.

ERGASTO

Bueno, la gente necesita no estar sola, claro, no podés estar con vos mismo, ¿con qué lo llenás? Con Migue Granados reaccionando al oso que se come el salmón. El streaming Paren la mano organizó unas peleas de boxeo amateurs en el Luna Park, entre streamers. No solamente se llenó sino que tuvo como 400.000 espectadores. Mi sobrino se había juntado con seis amigos a verlo, y lo que más me interesó es que él se sentía parte del éxito de eso. Permite ser parte de una comunidad.

LUZ

Es frecuente eso, hay comunidades de streamers. Como los oyentes de Rebord que se llaman Hagoveros.

ERGASTO

Bueno, a Rebord yo no le encuentro tampoco ninguna gracia. 

LUZ

Yo creo que en Blender hay gente que tiene algo para decir, es más disruptivo.

ERGASTO

Bueno, lo que dijo Galia Moldavsky de “la calle online” fue muy interesante, yo no conocía la expresión, y va en línea con lo que charlamos.

LUZ

Claro, hay otro tipo de búsqueda comparando con lo que proponen Luzu y Olga.

ERGASTO

Ah, sí, antes que eso prefiero escuchar los spaces marginales de X, que parecen un bar de Constitución a la una de la mañana. 

LUZ

Claro, esto no sirve ni como consumo irónico. Y me pareció muy descriptivo que uno de los programas más convocantes se llame Nadie dice nada.

ERGASTO

No sé qué más te puedo decir, Luz, una decepción para los dos entonces: nadie dice nada.

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

Compartir:
Ergasto Riva

Licenciado en Administración. Doctorando en Cs. Económicas. Autor de 'La Moneda Virtual' (2012). En Twitter es @ergasto.

Luz Agüero

Editora en Seúl. Licenciada en Comunicación Social y Periodista (CUP). Cordobesa. Trabajó en la comunicación del Club Atlético Belgrano y hoy es consultora independiente.

Seguir leyendo

Ver todas →︎

El Estado vs. los memes

La disputa entre Brasil y Elon Musk es la última batalla de una pelea desigual que ganarán, inevitablemente, los anónimos de las redes.

Por

Somos actores,
queremos opinar

¿Cuánto valen los pronunciamientos políticos de los artistas?

Por

Contra la nostalgia

Kafka, Rosario y los hogares a donde ya no podemos volver.

Por