IGNACIO LEDESMA
Domingo

Los personajes del año

Tuvimos un año muy político, como casi todos los impares, pero también nos obsesionamos con otras figuras.

(Esta nota fue publicada en nuestro Anuario 2023 en papelque nuestros suscriptores recibieron gratis y podés comprar en Mercado Libre.  Y fue escrita en la primera semana de diciembre, antes del cambio de gobierno.)

1. ELON MUSK

La persona más rica del mundo es también una de las más boconas, ávida de participar en la batalla cultural del lado contrario al de los progres. Por eso compró Twitter y está chocho con Javier Milei, de quien replicó alguno de sus videos y con quien habló antes de su asunción, promesa de visita en 2024 incluida. ¿Lo veremos comiendo en Don Julio? Con la derrota de Sergio Massa nos perdimos la visita del Papa, y Musk no sería mal reemplazo: representante de otro Dios.

2. RAMIRO MARRA

De la fauna de La Libertad Avanza, uno de los más pintorescos. Pudimos conocerlo bien durante la campaña a Jefe de Gobierno, cuando quiso dejar tercero al kirchnerismo y no llegó al 14%. Mitad youtuber financiero, mitad eterno adolescente que se jacta de vivir con sus padres, dio entrevistas bizarras en la silla gamer de su “oficina”, con latas de atún de fondo, en las que ponderó el valor de la pornografía para la educación sexual y se enojó como español porque en Paka Paka narraban de forma negativa la conquista de América. Al cierre de esta edición, Marra no había sido ubicado aún en ningún puesto de la administración Milei. Nos parece una lástima.

3. ALBERTO FERNÁNDEZ
4. BIZARRAP

El joven productor y DJ argentino saltó este año de estrella a que lo conozca tu abuela, es decir, el estrellato de verdad. Lo ayudó Shakira, con una canción que sonó hasta en los velorios. Sin quitarle méritos al talentosísimo artista de Ramos Mejía, la letra picante e irónica de venganza hacia Gerard Piqué contribuyó al runrún.

5. MARTÍN INSAURRALDE

Una historia de Instagram borrada después de segundos acabó con su carrera política: Sofía Clerici, no sabemos todavía si por despecho personal o por encargo mafioso, publicó una imagen suya en un yate en Marbella sirviendo una copa de champán. Lo escribimos ahora y no nos parece tan grave, pero los ánimos estuvieron caldeados este año. Insaurralde desapareció del mapa (ni
siquiera fue a votar) y hasta su ex, Jesica Cirio, tuvo que salir a dar explicaciones. Como José López en el lustro anterior y Lázaro Báez en el anterior, Insaurralde fue otro símbolo de la corrupción kirchnerista.

6. MAURICIO MACRI

Se bajó de la candidatura presidencial en marzo, pero no paró de hacer política. Apoyó a Patricia Bullrich en la interna contra Horacio Rodríguez Larreta (y ganó), apoyó a Jorge Macri en la interna contra Martín Lousteau (y ganó), apoyó a Javier Milei en el balotaje contra Sergio Massa (y ganó). Sin ser candidato a nada, ganó todo desde la reposera. ¡Bienvenido a la política, Mauricio!

7. PATRICIA BULLRICH

Venía llevándose todo por delante con la Patoneta y enamorando con dos pesos a la mayoría del electorado cambiemita, pero la ola libertaria se la terminó llevando puesta y nos perdimos de conocer su famoso sistema “que ponga el foco en el ser humano bajo una filosofía muy interesante” y los fideos con tuco de Carlos Melconian. Como premio consuelo, la tendremos otra vez como ministra de Seguridad. Le deseamos la mejor de las suertes. Con el llanto de los progres ya nos conformamos.

8. JAVIER MILEI

Ni él debe creer que llegó a Presidente de la Nación, pero acá está. Escribimos esto el día de su asunción, así que todo es una incógnita. Vos, querido lector, ya habrás vivido un par de semanas de su presidencia. ¿Qué se siente? ¿Ya encendió la motosierra? ¿Sigue en pie el Banco Central? ¿Ya se privatizó la TV Pública? ¿Ya quemó su biblioteca Atilio Borón? ¿Aceptan dólares en la verdulería? ¿Ya reina el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo?

9. HORACIO RODRÍGUEZ LARRETA

Hace un año casi todos daban por descontado que sería el próximo presidente, pero en las PASO apenas sacó el 11%. ¿Qué pasó? Todavía se lo debe estar preguntando. No queremos patear al caído, pero probablemente el chichoneo con Alberto durante la pandemia y su tibieza cuando el electorado pedía otra cosa, hayan tenido que ver. Extrañaremos sus poleras negras, sus TikToks comiendo panchos y su hartazgo por la grieta.

10. LIONEL MESSI

No nos merecemos que la mejor persona del Universo (y de otros universos, si los hubiere) sea argentina. Este año, relajado por ser finalmente campeón del mundo, ganó su octavo Balón de Oro, fue el Atleta del Año para la revista Time y se fue del Paris Saint-Germain, donde lo maltrataron, al Inter de Miami, donde lo bientratan.

11. VANINA BIASI

Habría pasado desapercibida como una más de los troscos genéricos que aparecen cada dos años para sacar el 2% de los votos, pero al día siguiente de la peor masacre de judíos desde el Holocausto apareció por TV con una bandera de Palestina celebrando a los terroristas. La postura antisionista del troskismo es conocida, pero en Biasi hay una virulencia anormal. El rictus que se le forma cuando dice la palabra “Israel” haría palidecer al propio Eichmann.

12. CRISTINA KIRCHNER

Esperamos que sea su último año en un listado de personajes del año, pero ya se la dio por jubilada y la señora vuelve cual Michael Myers en Halloween. Los últimos días le traspasó las llaves del Senado a Victoria Villarruel y se despidió con chinchudo fuck you la mañana de la asunción. Ya sin fueros, queda a la intemperie.

13. SERGIO MASSA

Alberto fue el peor presidente de la democracia pero no hay que quitarle méritos a Massa, que gobernó el país de facto el último año y medio. El peor ministro de Economía, el peor presidente en ejercicio, el peor candidato y, sin embargo, el más apoyado por las corporaciones del país. Aun así perdió el balotaje por bastante y se disipó el humo. Ahora anda diciendo que se va al exterior a asesorar a un fondo de inversión. Nunca rindió tanto un título de abogado de la Universidad de Belgrano conseguido a los 41 años después de 23 años de estudio.

14 LILIA LEMOINE

Diputada y cosplayer, la relegaron durante la campaña después de un par de declaraciones desafortunadas. A nosotros nos resulta una chica muy fresca y simpática. Es la artífice de la melena sauvage del León, es quien le dijo que salga en las fotos haciendo duckface y mirando hacia arriba para esconder la papada. No tiene problemas en decir que ser diputada es como ser abanderada en el colegio, que quiere hacer una ley para que los varones puedan “abortar” por si una mujer les dice “papi, me estoy cuidando” y hasta que no le gusta la política. Al lado de Gisela Marziotta o Mara Brawer, mil Lemoines.

 

Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

Compartir:

Seguir leyendo

Ver todas →︎

Militancia ‘coquette’

Un estilo se pone de moda en las redes y genera, previsiblemente, la indignación del feminismo.

Por

Farmers planeros de Europa

José Bové, el agricultor francés que lidera las protestas contra Bruselas, es una mezcla de Grabois y De Mendiguren: reclama privilegios mientras se infla el pecho de patriotismo.

Por

Estado de excepción

Vivo hace varios años en El Salvador de Bukele. Esto es lo que tengo para contar.

Por