ZIPERARTE
Materia gris

#4 | Ricardo Teijeiro sobre el dengue

El infectólogo dice que el problema es regional y que la solución no es la fumigación ni la vacuna sino la prevención.

¡Hola! Bienvenido a la cuarta edición de Materia gris, un newsletter de Seúl en el que todos los miércoles te van a llegar entrevistas con especialistas que sepan mucho sobre algún tema de actualidad en particular.

Hoy conversamos sobre la epidemia de dengue con Ricardo Teijeiro, médico infectólogo del Hospital Pirovano y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología. Hasta ahora, el brote afectó a más de 180.000 personas en nuestro país y dejó unos 129 muertos. Mientras tanto, hay faltante de repelentes e invasiones de mosquitos en distintas zonas del país.

¿Por qué hay un récord de casos de dengue en Argentina?

En realidad, no es algo exclusivo de Argentina. Es un fenómeno regional que está ocurriendo en toda América Latina. Hay que tener en cuenta lo que está pasando en Paraguay, en Brasil, en Bolivia, en Perú y en Ecuador, entre otros. A medida que avanza el cambio climático, se multiplican los mosquitos. Este año comenzó muy tempranamente el calor combinado con mucha humedad y ese tipo de clima es el que más favorece el desarrollo del vector, el mosquito Aedes aegypti. Y eso se fue prolongando en el tiempo a lo largo de los meses.

Hoy las zonas más complicadas en nuestro país son el Norte, la Mesopotamia, el Litoral y el Centro del país. Son las zonas más húmedas. En Formosa, Jujuy, Chaco y el norte en general ya es endémico, van a tener dengue todo el año porque sigue la humedad y el calor. Ahora se extendió mucho en el Centro y también en Cuyo.

¿Cómo se explica la invasión de mosquitos que afecta a varias regiones del país?

Fundamentalmente, es el clima lo que produce las invasiones de mosquitos que estamos viendo. Sumado a que no hacemos demasiado para controlar su reproducción. Es importante remarcar que no todos los mosquitos son del mismo tipo. No todos pertenecen a la variedad que transmite el dengue. Hay otros mosquitos de la especie Aedes albifasciatus que son de inundación, crecen en los pajonales. Esos no transmiten dengue. Son muy agresivos, pican en cualquier momento del día y están todo el tiempo dando vueltas. El Aedes aegypti, en cambio, es un mosquito domiciliario, que proviene del propio hogar. Es un mosquito urbano, que se multiplica en donde hay más hacinamiento de gente y mucha agua estancada. No es un mosquito que se pueda trasladar grandes distancias, tampoco vive mucho tiempo. La hembra, que es la que pica, vive entre 20 y 30 días. Aunque, por supuesto, es muy difícil que la gente pueda discriminar el tipo de mosquito que encuentra.

¿Qué consecuencias le genera el virus del dengue al cuerpo?

Hay una variedad de síntomas y también de cuadros muy distintos, pasando del blanco al negro e incluyendo toda una variedad de grises que hay en el medio. Hay algunos pacientes que tienen muy poca sintomatología. Y hay quienes tienen muchísimos síntomas. Eso se debe a la cantidad de toxinas que libera el virus cuando está presente en el organismo. Hay pacientes que se complican, principalmente porque tienen trastornos hemorrágicos. Lo que ocurre con el dengue es que hace que bajen mucho las plaquetas, un componente de la sangre fundamental para la coagulación, y eso puede generar hemorragias en cualquier parte del cuerpo. Las más frecuentes son en la piel, pero también pueden afectar a órganos internos importantes. Eso es lo más peligroso, lo que habitualmente lleva al dengue grave y a la muerte. Es muy importante ir al médico rápido al tener algún síntoma para recibir el diagnóstico y que se pueda hacer un seguimiento.

¿Cómo podemos prevenir la enfermedad?

Año a año el dengue en nuestro país va haciendo brotes más importantes y tiene cada vez más impacto. Hay que tener en cuenta que el mosquito se desarrolla durante todo el año. Las larvas se mantienen a pesar de que bajan las temperaturas. Y al llegar el calor y la humedad en el verano se convierten en mosquitos adultos. Por eso, hay que hacer un trabajo permanente durante todo el año de eliminación de recipientes que acumulen agua. Mucha gente lo hace durante el verano, pero deja de hacerlo el resto del año. No alcanza con hacer campañas de comunicación sólo en el verano. Mientras nos enfoquemos sólo en este tipo de medidas, el dengue va a seguir aumentando. Hay que implementar medidas más duraderas, permanentes y no sólo esporádicas.

¿Qué otras medidas preventivas más duraderas se pueden implementar?

Es fundamental la educación. Hay que transmitir a nivel escolar las maneras de prevenir el vector. Por ejemplo, evitando la acumulación de agua, cuidando la higiene de los recipientes y de todos los lugares donde haya agua. Hay que cuidar la higiene de las piletas. Cada vez hay más piletas, y mucha gente no las mantiene durante todo el año porque es muy costoso. También es muy importante el sanitarismo. Hay gente en varias regiones del país que necesita acumular agua en baldes porque no tienen acceso al agua potable. A esas personas es imposible pedirles que no acumulen agua. Esto requiere de un trabajo social permanente para que haya agua potable disponible en todo el país.

¿Sirve la fumigación?

La fumigación sirve solamente para un sector o región determinada que está sufriendo un brote fuerte por un tiempo muy corto, porque lográs matar al mosquito adulto, pero las larvas y los huevos siguen vivos. Entonces, en diez días tenés mosquitos adultos de nuevo. Y, por último, es muy importante protegernos para evitar que nos piquen, utilizando repelente, mosquiteros, usando ropa que cubra el cuerpo, evitando estar al aire libre si sabemos que hay mucha cantidad de vectores. Es importante entender que ninguna medida aislada va a servir. Hay que combinar todas las medidas en conjunto.

Ante el faltante de repelente, ¿qué alternativas hay para reemplazarlo?

Las recetas caseras no son fáciles de hacer porque uno no tiene manera de medir cuánto está poniendo de cada cosa. Hay que tener mucho cuidado con los niños al aplicarles estos repelentes caseros. Se puede usar citronela, también los artefactos eléctricos con tabletas, las espirales. Todas estas herramientas son usables y muy buenas porque ayudan a ahuyentar al vector.

¿Cuál es la función de la vacuna contra el dengue?

La vacuna no sirve para frenar el brote ni para frenar el contagio. Sirve para evitar complicaciones. Es una vacuna de virus vivo, hay que tener cuidado porque tiene algunas contraindicaciones. No sirve para embarazadas, para mujeres que están amamantando ni para pacientes inmunosuprimidos. Les da grandes beneficios sobre todo a quienes viven en zonas de alto riesgo, donde la enfermedad es endémica, como en el Norte del país. Sirve para evitar que se les complique el cuadro a quienes ya tuvieron dengue antes.

¿Cuánto va a durar este brote?

El peor momento lo estamos pasando ahora. De todas maneras, hay que diferenciar según las distintas regiones del país. En el Norte seguirá habiendo todo el año, pero en algunas zonas de impacto fuerte como el AMBA, la zona Centro y Cuyo, ya en unas tres o cuatro semanas va a estar disipándose, a medida que vayan bajando las temperaturas y empiece el frío.

 

Si querés suscribirte a este newsletter, hacé click acá (llega a tu casilla todos los miércoles).
Si te gustó esta nota, hacete socio de Seúl.
Si querés hacer un comentario, mandanos un mail.

 

Compartir:
Paula Etcheberry

Licenciada y maestranda en Historia (UTDT). Periodista. Docente universitaria.

Seguir leyendo

Ver todas →︎

#14 | Dante Sica sobre la situación de la industria

El economista dice que este es un año de transición, que todavía somos un enfermo que está saliendo de terapia intensiva y que la salida del cepo es condición necesaria, pero no suficiente para la reactivación.

Por

#13 | Fernando Pedrosa sobre los viajes de Milei

El politólogo dice que el presidente se presenta como unificador de la derecha mundial en su lucha contra el socialismo y que no hay político con mayor popularidad tanto positiva como negativa.

Por

#12 | Alejo Schapire sobre Francia

El periodista de la radio pública francesa dice que la disolución de la Asamblea Nacional es un terremoto político y que la izquierda radical contribuyó a desdramatizar una victoria de la derecha,

Por